Ernesto Gómez Cruz recibe homenaje en la Cineteca Nacional

Conmovido y un poco sorprendido, pero sin abandonar nunca el buen humor y la picardía, el actor mexicano Ernesto Gómez Cruz recibió este miércoles un homenaje de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) y la Cineteca Nacional.

Acompañado por los cineastas Juan Antonio de la Riva y Armando Casas, el actor con más de 40 años de trayectoria recordó sus inicios y destacó que la experiencia le ha confirmado que un verdadero actor se forja mediante disciplina y responsabilidad, lo cual las nuevas generaciones de actores no toman con la seriedad merecida.

"Soy una persona solitaria y muy humilde pero que ha sabido dejar a un lado esa humildad y timidez para dar vida a cada uno de los personajes que he tenido la oportunidad de interpretar a lo largo de tantos años, todos muy distintos", expresó.

Al recordar sus inicios, Gómez Cruz confesó haber sido un joven muy disperso, pues aunque tuvo la oportunidad de aprender distintos oficios, como el de mecánico, carpintero o barrendero, no estaba seguro por donde dirigir su vida, hasta que conoció a un fotógrafo que lo invitó a trabajar con él haciendo fotos para bodas en su natal Veracruz.

Fue entonces que decidió que se quería dedicar a la actuación, aunque también pensó en ser cantante o compositor, así que se aventuró a viajar a la ciudad de México y solicitar una beca de actuación en el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

"En mi afán por ser cantante, recuerdo que iba a la XEW, fue ahí donde conocí a muchos artistas y entonces decidí ser actor, ahora que lo pienso creo que el mundo perdió a un gran músico", dijo entre risas.

Destacó que todos los secretos de la actuación los aprendió en Veracruz, con personas que no ostentaban maestrías ni títulos, sino con la gente común que con sus experiencias lo enseñaron sin querer qué es la disciplina y el respeto por el oficio lo que hacen a un buen actor.

En su oportunidad, el cineasta Juan Antonio de la Riva rememoró la cinta "Los Caifanes", en la que Gómez Cruz debutó en el cine y gracias a la cual tuvo la oportunidad de conocer a reconocidos histriones como Julissa, Enrique Álvarez Félix y Óscar Chávez.

"Ernesto es un actor concentrado en su personaje, que supo convivir con actores tan distraídos como Pedro Armendáriz", indicó De la Riva, quien lamentó que hasta el momento no ha tenido el privilegio de dirigir al homenajeado, pero aclaró que no ha sido por falta de ganas, sino porque no han coincidido en tiempos.

Finalmente, Gómez Cruz confesó estar preocupado por un pequeño problema en la garganta, "tengo temor que pueda perder la voz porque aún tengo ganas de hacer cine y muchas cosas más".