Costa Rica prohíbe culto a figura presidencial

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, firmó hoy un decreto para eliminar el culto y el uso propagandístico de la imagen presidencial y de otros altos funcionarios en la obra pública nacional.

"Se eliminará de todas las obras públicas de esta administración la identificación como obras de este gobierno", dijo Solís con base en un decreto que firmó este miércoles, una de las promesas de su campaña.

Solís añadió que a partir de ahora las placas que se exhiben en cualquier obra pública del país sólo consignarán "el año en que se inauguró", pero "no el gobierno que participa".

"Partimos de la presunción de que la obra pública es pública, no es de ningún gobierno", agregó el mandatario, quien asumió la Presidencia del país el 8 de mayo pasado.

Según el mismo decreto, también queda prohibido "el uso de la figura del presidente de la República en fotografías o en cualquier otro tipo de propaganda política, en propaganda oficial, en embajadas y oficinas públicas".

En consecuencia, añadió, "la efigie del presidente no será motivo de culto a partir de ahora". Tampoco la imagen de la primera dama, "ni de ninguna figura del gobierno".

Solís dijo que el decreto es parte de la política de ética que impulsa su gobierno.