Propone PRI-DF alianza contra el hambre en siete delegaciones

El líder del PRI-DF, Cuauhtémoc Gutiérrez, propuso que sean siete y no cuatro las delegaciones políticas beneficiarias de la Cruzada Nacional contra el Hambre debido a que las 16 demarcaciones tienen sus manchas de pobreza y condiciones paupérrimas como Milpa Alta, Tláhuac y Xochimilco.

De esta forma el líder priista capitalino expuso que la Cruzada Nacional contra el Hambre no solo llegue a Gustavo A. Madero, Alvaro Obregón, Iztapalapa y Tlalpan, como es el objetivo de la Secretaría de Desarrollo Social federal sino debe extenderse a las delegaciones mencionadas.

Gutiérrez de la Torre agregó que en todas las demarcaciones del Distrito Federal vive gente en condiciones de pobreza, pero en unas se acentúa más que en otras como en las tres señaladas.

Sobre la reunión que sostendrían el pasado lunes los jefes delegacionales de Alvaro Obregón, Gustavo A. Madero, Iztapalapa y Tlalpan con la titular de la Sedesol, Rosario Robles, no se realizó como se había pactado en la sede de la dependencia pues "los jefes delegacionales quieren que se lleve a cabo donde ellos dicen y con la reglas que ellos pongan", dijo.

En conferencia de prensa señaló que esos cuatro jefes delegacionales actúan con excesiva soberbia y pretenden someter a su voluntad al gobierno federal para que ellos sean los que controlen la ayuda a las personas que viven en condiciones paupérrimas.

Resaltó que la aplicación de la Cruzada Nacional contra el Hambre no se puede negociar, porque mientras ellos asumen esta actitud hay gente que hoy no tiene para comer y esa postura impide que les llegue la ayuda alimentaria.

"Los jefes delegacionales no actúan apegados al Estatuto de Gobierno sino como virreyes; no solo quieren poner de rodillas al gobierno federal sino también están mandado señales de desobediencia al jefe de gobierno como sucedió ayer".

En este sentido, agregó que "con absurdos argumentos se salieron de un evento que encabezó Miguel Ángel Mancera porque, según ellos, no tenían un lugar preferencial".

Deben tener claro que sólo son administradores públicos y su deber es aplicar los recursos que les otorga la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) para dotar y mejorar los servicios públicos en sus demarcaciones, sostuvo.

Gutiérrez de la Torres dio a conocer que recibió la invitación del secretario de gobierno de la capital, Héctor Serrano, para firmar mañana la Alianza por la Ciudad, que fue planteada desde un inicio por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El dirigente local priista consideró que esta alianza no sólo debe resultar en la Reforma Política, sino ampliarse para lograr la factibilidad de dotación de servicios públicos como agua y vivienda, así como considerar el rescate de las zonas ecológicas, entre otros.

"Porque a las personas lo que les preocupa es tener bienestar, dinero en los bolsillos y servicios de calidad que hasta el momento no perciben porque los perredistas deciden únicamente entre ellos y no como lo dice su eslogan", puntualizó.