El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, se reunió hoy con el secretario de Seguridad Multidimensional de la OEA, Adam Blackwell, para abordar el inicio de un diálogo de paz entre gobierno, mediadores y pandillas que operan en el país.

Blackwell es uno de los promotores de la tregua que se logró en El Salvador entre el presidente Mauricio Funes y las pandillas que operan en ese país.

"Estoy optimista, tenemos ocho meses de estar en esto", señaló el funcionario de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Blackwell hizo referencia al trabajo conjunto con el obispo auxiliar de la norteña ciudad de San Pedro Sula, Rómulo Emiliani, para lograr integrar al proceso de dialogo a los dirigentes de las pandillas o maras.

El acercamiento se logró en San Pedro Sula, con las pandillas mara 18, y Salvatrucha que se operan en el centro penal de esa ciudad, en donde ante Emiliani y Blackwell se comprometieron a ordenar cero violencia en todo el territorio nacional.

En presidente Lobo aseguró que está dispuesto a integrar el diálogo para parar la violencia en el país, dijo Blackwell.

Según los acuerdos con el mandatario, en las próximas semanas se integrará una comisión para llegar a un diálogo con las maras, agregó.

Mientras ellos prometen "cero violencia", piden que cese la persecución contra ellos y expresaron la necesidad de fuentes de trabajo para sus miembros.