Sergeeva, Iturralde y OFCM darán vida a "Barba Azul"

En compañía de los cantantes Olga Sergeeva y Hernán Iturralde, la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México (OFCM) interpretará la ópera "Barba Azul", de Béla Bartók, los días 28 y 29 de junio en la Sala Silvestre Revueltas del Centro Cultural Ollin Yoliztli (CCOY).

Se trata de una pieza poco recurrida en los repertorios del país y considera una de las obras maestras de la primera mitad del siglo XX, detalló José Areán, dirección artístico de la OFCM.

En entrevista con Notimex, Areán mencionó que será la cuarta ocasión desde su composición, en 1907, que se presenta en el país y es una obra que abre nuevos caminos a pesar de que en su momento no fue comprendida y empezó a vivir a partir de la década de los 50.

Destacó que es una ópera que se presta para ser llevada como formato de concierto, al no contar con coro. No obstante, en esta ocasión habrá un paso más a la escenificación, a lo que se llama una semi-escenificación a cargo de la directora Juliana Faesler, quien crea un espacio escénico y dirige a los cantantes.

"Es una ópera con todas las implicaciones que tiene, aunque sólo hay dos personajes que son Barba Azul y Judith (Sergeeva y Iturralde), no hay coros y la acción es mínima desde el punto de vista superficial", explicó.

"La ópera da cuenta de la historia del castillo de Barba Azul, donde vive un hombre rico que atrae a mujeres a su castillo para casarse con ellas y luego matarlas.

"Un día, le da la llave de un calabozo Judith, pero le dice no abras. Sin embargo, ella por la curiosidad la abre y descubre, para su horror, los cuerpos mutilados de las mujeres previas.

"Él se da cuenta de que ella accedió a esa puerta que era prohibida y la castiga con la muerte. En el cuento clásico llegan los hermanos de ella y la salvan, pero aquí es otro final", precisó Areán.

Agregó que "la ópera también habla acerca de la violencia contra las mujeres, un tema que desgraciadamente se ve en todo el mundo".

Respecto a los solistas, el maestro Areán dijo que contarán con la soprano Sergeeva, de Rusia, quien es una destacada cantante que ya se ha presentado con la OFCM y también en el Palacio de Bellas Artes.

"Por otro lado, tendremos el debut en México del barítono Hernán Iturralde, quien también es una figura de primera línea y gran artista", comentó.

El reto de la obra, aseguró, es transformar el drama en música y la música en drama, es decir que convivan ambas cosas de manera equilibrada, pero realmente es una música espeluznante y es quizá la primera música de terror que se haya escrito.