García Cepeda reconoce el liderazgo de Ramón Vargas

Tras reconocer "el liderazgo de Ramón Vargas como director artístico de la Ópera de Bellas Artes, empeñado en ofrecer la calidad que la ópera merece en México", María Cristina García Cepeda, titular del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), anunció la nueva temporada de "El trovador".

Por su parte, el cantante y directivo del INBA, Ramón Vargas, tomó el micrófono para señalar que esta nueva temporada de la ópera de Giuseppe Verdi "tendrá dos elencos, que alternarán en una propuesta tan grande en producción, músicos, cantantes, actores y marco escénico que no podrá ser llevada a la provincia".

Durante una conferencia para anunciar esta puesta en escena en el más grande recinto nacional que expone las manifestaciones artísticas y culturales de México y el mundo, Enrique Patrón de Rueda, responsable musical del espectáculo, se declaró amante de la voz humana, "y esta ópera, es un homenaje al canto bello".

Esta nueva presentación de "El trovador" en el Palacio de Bellas Artes llega de la mano de un elenco de categoría. El tenor Ramón Vargas personifica, por primera vez en México, a Manrico (el tenor José Luis Ordóñez lo hará el 1 de julio) y la soprano Joanna Parisi encarna a Leonora por segunda ocasión en ese escenario.

El Conde de Luna esta vez estará a cargo del barítono rumano George Petean; rumana también es la "Azucena", Elena Cassian, quien alternará el papel con la mezzosoprano mexicana Belem Rodríguez el 1 de julio; el bajo español Rubén Amoretti repetirá su interpretación de Ferrando en este recinto de mármol.

El personaje de Inés estará a cargo de la joven soprano Fernanda Castillo, quien es becaria del Estudio Ópera de Bellas Artes, en tanto que los tenores Gilberto Amaro y Alejandro Coreño serán Ruiz y el mensajero, respectivamente; un gitano que tiene un papel crucial en la obra será el barítono Roberto Aznar.

El Coro y la Orquesta del Teatro de Bellas Artes estarán bajo la batuta del director concertador Enrique Patrón de Rueda; la puesta en escena es de Mario Espinosa, la escenografía de Gloria Carrasco, el director huésped del coro es Jorge Alejandro Suárez, y la producción ejecutiva de Bertha Coutiño.

En el acto se informó que la pieza es una producción de la Ópera de Bellas Artes, que aborda pasiones humanas incontrolables y fatales rivalidades, y actos de venganza. "Esos son los hilos argumentales, más allá del amor, que es otra de las pasiones que mueven a los seres humanos", subrayó Ramón Vargas.

La ópera en cuatro actos con música de Giuseppe Verdi (1813-1901) y libreto en italiano de Salvatore Cammarano y Leone Emanuele Bardare se estrenó en el Teatro Apollo de Roma el 19 de enero de 1853; en México debutó en el Teatro Nacional el 27 de enero de 1856, y en el Palacio de Bellas Artes el 4 de abril de 1937.

De amor y venganza es el argumento de "El trovador", una de las óperas más dramáticas de Verdi. Basada en la obra homónima del dramaturgo español Antonio García Gutiérrez, la pieza narra la historia del gitano Manrico y el Conde de Luna, rivales políticos y, sin saberlo, hermanos en realidad.

Sus caminos se cruzan porque están enamorados de la misma joven, Leonora. El choque entre ambos trasciende los límites sentimentales y pronto se transforma también en la venganza de la gitana Azucena, por la muerte de su amada madre en manos del padre del conde. El dramatismo se hace presente en el escenario.

Esta ópera exhibe una diversidad de situaciones difíciles pero no imposibles, tal vez claras pero no creíbles. Sin embargo, la música de Verdi se impone sobre el libreto, creando un maravilloso conjunto de hermosas melodías. La designación de este tema provocó enérgicas críticas de los contemporáneos del autor Verdi.

Lo anterior, de acuerdo con las croniquillas de la época, porque sentimientos como el amor y el odio degeneraban en pasiones, y se escandalizaron por su profundo realismo. Empero, asistieron al estreno en 1853 en el Teatro Apollo de Roma y estallaron en aclamaciones delirantes; fue un enorme éxito de Verdi.

Gracias al soberbio tratamiento musical y teatral de sus obras, Verdi ganó fama que trascendió generaciones y que permite hoy disfrutar de esta genial creación los días domingo 29 de junio (17:00 horas), martes 1 y jueves 3 (20:00 horas) y domingo 6 de julio (17:00 horas) en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes.