Niños y niñas campechanos piden respeto a derechos humanos

Los niños integrantes de la XV Legislatura Infantil, quienes desempeñan la función de diputados por un día, propusieron respeto a los derechos humanos, a la dignidad de los niños y niñas, rescate a la estructura arquitectónica y protección al medio ambiente.

Durante la instalación de la Legislatura Infantil, los niños de educación primaria, seleccionados por trabajos de ensayo, ocuparon los curules de los diputados locales e integraron las mismas comisiones y eligieron a José Carlos Hu Hernández, como presidente de la Mesa Directiva.

El desarrollo de la sesión fue atestiguada por el presidente de la Junta de Gobierno y Administración del Congreso del Estado, Edgar Hernández Hernández y la presidenta del DIF estatal, Adriana Hernández de Ortega, quienes al final dijeron ser muy receptivos de las propuestas de los niños "diputados".

En su mensaje, la diputada infantil, Ivanna Concepción Diep Aguayo, propuso respeto a la dignidad de los niños y niñas, valor para cada individuo por sus propios logros y capacidades y no poner a competir las habilidades de cada género.

Planteó trabajar en equipo, niños y niñas, hombres y mujeres, como una unidad con voluntad de lograr grandes éxitos; escuchar las opiniones de los niños y las niñas, sin prejuicios ni malas intenciones, y no estereotipar las actitudes femeninas y masculinas.

Por ello, pidió un trato equitativo, donde la equidad sea la esencia de esta nueva relación, donde tengan la oportunidad de demostrar tus talentos y desarrollar tus capacidades.

Por su lado, Ana Cristina Quí Gutiérrez destacó la historia, la cultura y las raíces del municipio de Calkiní, y exhortó a las autoridades para rescatar las estructuras arquitectónicas que se están destruyendo, y conservar nuestra cultura, nuestras tradiciones.

Por su parte, la diputada infantil Cecilia Clara Hernández, pugnó por el cuidado al medio ambiente, que el gobierno impulse empresas que den un manejo adecuado a los residuos sólidos.

Y que las dependencias correspondientes capaciten a campesinos para la quema, así como vigilar que se respeten los tiempos de veda y castigar a las personas que no respeten las leyes ecológicas.

Finalmente, Hu Hernández demandó respeto a los derechos humanos, para convertirse en mejores estudiantes y mejores hijos, para sentirse orgullosos de ellos mismos, y lograr una mejor convivencia en sus familias y escuelas.