Propician malas condiciones en Centroamérica ola de niños hacia EUA

El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jeh Johnson, dijo hoy que la ola de niños migrantes sin acompañantes que está llegando a Estados Unidos, se debe a las malas condiciones en sus países de origen y no a la actual política migratoria del gobierno federal.

Johnson visitó este miércoles una instalación de procesamiento migratorio en Nogales, Arizona, en la frontera con México, que diario recibe entre 150 y 200 niños que son detenidos al cruzar la frontera por el sur de Texas.

Los menores migrantes sin compañía, la gran mayoría de ellos procedentes de Honduras, Guatemala y El Salvador, son identificados e inspeccionados medicamente en esa instalación, antes de ser enviados a albergues temporales en otras partes de Estados Unidos.

Johnson dijo que más de 47 mil menores han sido detenidos desde octubre pasado y aseguró que esta corriente migratoria es propiciada por las malas condiciones de sus países de origen.

"Las condiciones en Honduras son horribles", dijo Johnson, al citar los altos índices de violencia que se registran en ese país, sin embargo, indicó que nada justifica el que un niño realice un viaje "tan peligroso".

La jornada de más de mil 600 kilómetros, desde Centroamérica hasta el sur de Texas es peligrosa, y al final no está disponible ningún beneficio migratorio para estos menores, indicó el funcionario.

"Nuestra evaluación en este momento es que continuamos nuestra misión de seguridad fronteriza, que es lo que tenemos que hacer en este sector en Arizona mientras nos encargamos de estos niños y hemos traído recursos de todas partes del país para hacer eso" dijo Johnson.

El funcionario federal estuvo acompañado en su visita al centro de procesamiento en Nogales, de la gobernadora de Arizona, la republicana Jan Brewer, una de las más férreas críticas de la actual política migratoria del gobierno federal.

Johnson celebró, sin embargo, el "espíritu bipartidista" entre funcionarios públicos republicanos y demócratas para atender la "crisis humanitaria" que está causando la masiva migración de menores no acompañados.

Brewer al hablar por separado ante los medios de comunicación que cubrieron la visita, dijo que el flujo de niños migrantes se da porque el gobierno federal no ha asegurado aún la frontera.

Brewer dijo que la situación actual continuará en tanto no se asegure la frontera y cuestionó, ¿cuánto tiempo más va a durar esta situación? y ¿Cuánto es lo que nos cuesta?".

La visita de Johnson a Nogales es la segunda gira que el funcionario realiza a la frontera en menos de una semana para inspeccionar las labores que se efectúan para responder a la ola de inmigrantes centroamericanos que está llegando a este país.