Economía mexicana acelerará crecimiento en segundo semestre

La economía mexicana se acelerará de forma importante para la segunda mitad del año a un crecimiento de 3.5 por ciento, impulsada por las exportaciones y el gasto público, estimó Bank of America Merrill Lynch (BofAML).

El economista en Jefe para México, Carlos Capistrán, consideró que la mayor parte de los factores que afectaron a la baja al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) durante el primer semestre del año son temporales.

Al presentar las perspectivas económicas de México para el segundo semestre de 2014, anticipó que en la medida en la que el crecimiento en Estados Unidos se fortalezca y la incertidumbre y el choque inicial de los impuestos más altos en el país se desvanezca, la economía mexicana se consolidará.

Asimismo, el mayor gasto de gobierno a partir de enero de 2014 debería comenzar a sentirse, ya que el típico rezago con el que el gasto público impacta a la economía es de alrededor de seis meses, añadió.

Señaló que la gente y las compañías en México están aprendiendo a lidiar con los impuestos más altos y con una mayor supervisión, mientras el precio del petróleo ha incrementado recientemente, pero el único factor de riesgo estructural es una menor producción petrolera.

En conferencia de prensa, Capistrán refirió que recientemente BofAML revisó a la baja su pronóstico de crecimiento de 2014 para México de 3.0 a 2.6 por ciento.

Ello, debido al recorte de su pronóstico de crecimiento del PIB para Estados Unidos de 2.3 a 2 por ciento, exportaciones petroleras menores a las esperadas (una baja de 12 por ciento anual en el primer trimestre de 2014), y un impacto ligeramente más negativo de lo esperado de la reforma fiscal.

No obstante, la institución financiera prevé que el crecimiento en el segundo semestre sea de 3.5 por ciento anual, y para 2015 mantiene en relativamente altos su pronóstico de PIB en 4.0 por ciento anual.

Anticipó que el Banco de México (Banxico) mantendrá en pausa la tasa de referencia por muchos meses, después del sorprendente recorte que hizo de 3.5 a 3.0 por ciento el 6 de junio pasado, en espera de que la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos sus tasas.

BofAML también prevé que las leyes secundarias para las reformas energética y de telecomunicaciones estén aprobadas para julio próximo.