Existe en seis países sudamericanos reelección presidencial inmediata

La reelección presidencial inmediata está permitida en seis países sudamericanos, en tanto que en otros tres está autorizada, pero con un período de gobierno intermedio, y sólo en Paraguay está absolutamente prohibida.

Las constituciones políticas de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador y Venezuela autorizan a sus mandatarios a postular a un nuevo período presidencial en forma inmediata, mientras que Chile, Perú y Uruguay permiten la reelección pero no contigua.

Sólo Paraguay tiene establecido en su Constitución que el presidente y el vicepresidente durarán en sus cargos cinco años "improrrogables" y que "no podrán ser reelectos en ningún caso".

El politólogo chileno Francisco Cuevas dijo a Notimex que en los países donde se permite la reelección presidencial inmediata existe una dinámica muy particular en los últimos meses de las administraciones.

Señaló que varios presidentes que optan por un segundo período inmediato realizan cambios en sus gabinetes en forma previa a las elecciones "para intentar dar una señal al electorado que está dispuesto a realizar cambios en los sectores mal evaluados".

"Existe una estrategia electoral del presidente-candidato de dar un mensaje de cambio, de renovación, con un cambio de gabinete, plan que incluye un reconocimiento de los errores y falencias y su voluntad de cambiarlos en un segundo mandato", acotó.

En los países donde no existe la reelección inmediata, en tanto, "se da una especie de ´apadrinamiento´ del mandatario al candidato oficialista, quien muchas veces ´sugiere´ a los partidos gobernantes el nombre de quien le gustaría fuese su sucesor".

En fecha reciente, Bolivia promulgó una ley, aprobada por la mayoría oficialista en el Congreso, que le permitirá al presidente Evo Morales presentarse a las elecciones de 2014 para buscar un tercer mandato.

La iniciativa fue promulgada sobre la base de un fallo del Tribunal Constitucional, que definió que el mandato de Morales se computa "desde el momento en el cual la función constituyente refundó el Estado y por ende creo un nuevo orden jurídico-político".

Según el dictamen, no se toma en cuenta el primer mandato de Morales (2006-2009) porque, con la nueva Constitución, Bolivia dejó de ser República para denominarse Estado Plurinacional, por lo que el mandatario ahora puede ser reelecto para el periodo 2015-2020.

De esta forma, el actual mandatario boliviano estaría habilitado para postular a la relección en los comicios de 2014, lo cual fue rechazado por la oposición boliviana, que considera que la iniciativa debería haber sido consultada en un referendo.

El académico chileno indicó que en algunas naciones, como Chile, "se realizan primarias, tanto oficialistas como opositoras, para elegir al candidato presidencial único de cada sector político, lo que ´baña´ de democracia al país".

Precisó que en la región se han producido algunos casos muy particulares, "como la elección de Nicolás Maduro en Venezuela tras la muerte de Hugo Chávez. Maduro se considera prácticamente un hijo de Chávez y eso lo ayuda a ser electo en los comicios".

"Para nadie es un misterio la gran cercanía que tenían Maduro y Chávez y es éste último quien, en su último discurso antes de operarse en Cuba, lo elige como su sucesor. En algo inédito, le dice a sus partidarios que deben votar por él si hay comicios", mencionó.

Cuevas precisó que "otro caso particular se produce en Argentina, donde el presidente Néstor Kirchner rechaza la posibilidad de reelegirse en 2007 y le da paso a su esposa Cristina Fernández, en una sucesión muy particular".

"Algunos políticos argentinos creen que Kirchner (quien murió en 2010) tenía la idea de postular a la reelección en los comicios de 2011 y que su esposa le devolviera el poder, para luego volver a rechazar una reelección y darle nuevamente el paso a Cristina", dijo.

El analista destaccó que "la democracia va de la mano de la alternancia en el poder. La no relección sucesiva permite una mayor estabilidad, reduce la posibilidad que se afiance la corrupción y fortalece el sistema electoral con elecciones competitivas".