Joven mexiquense gana VIII Olimpiada Mexicana de Historia

El mexiquense Abraham Molina Sánchez ganó la VIII Olimpiada Mexicana de Historia (OMH), luego de la final que se celebró anoche, durante la grabación de un programa de televisión.

Fueron cinco finalistas surgidos de la etapa nacional, realizada a principios de este mes en Ixtapan de la Sal, quienes debieron poner a prueba nuevamente sus conocimientos sobre la historia de México a lo largo de seis rondas, en las que abordaron las cuatro etapas históricas en que se ha dividido la olimpiada, prehispánica, colonial, siglos XIX y XX.

Fue así que Daniel Carrasco Pérez, de Tijuana, Baja California, y Lilián Zavala Romero, del Distrito Federal, se ubicaron en segundo y tercer lugares. Entre los finalistas también estuvieron Alejandro Rodríguez Gómez-Tagle, de Toluca y Luis Santillana Iribe, de Mexicali, Baja California.

El comité organizador de la Olimpiada Mexicana de Historia, certamen que realizan la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) y Fundación Televisa, diseñaron una competencia de seis bloques con distintas dinámicas y diferentes puntajes en disputa.

En un comunicado, la AMC indicó que dichas secciones fueron "Crucigrama histórico", "Responde para ganar el mayor número de puntos", "Alto", "Ordena los acontecimientos en la línea de tiempo", "Identifica personajes de la historia" y "Mosaico de la historia".

Como invitados estuvieron la doctora Soledad Loaeza Tovar y el doctor Antonio Escobar Homstede, integrante titular y secretario de la AMC, respectivamente.

Asimismo, Alfredo Ávila Rueda, coordinador nacional de la OMH y la presidenta ejecutiva de Fundación Televisa, Alicia Lebrija, quienes se encargaron de entregar los premios y reconocimientos a los participantes.

Mientras que el cuerpo de jueces lo conformaron los historiadores integrantes del comité organizador de la OMH Iván Escamilla, Estela Roselló, Valeria Sánchez y Elisa Speckman.

"Al iniciar el programa tuve varias respuestas erróneas y realmente fue por nervios, me sentí así por estar entre tanta gente y por competir contra mis compañeros, con quienes había convivido, pero después de las primeras dos rondas pensé que era sólo un concurso, que debía disfrutar lo que estaba viviendo", dijo el ganador Abraham Molina, oriundo de Toluca.

Añadió que la parte más complicada de toda la olimpiada fue anoche, justamente por la presión de permanecer rodeado de un numeroso público y por estar en un programa de televisión.

Muy contenta también lucía Lilián Zavala, quien conversó unos minutos a solas con la especialista en relaciones y política internacional, Soledad Loaeza, creadora de la Olimpiada Mexicana de Historia, "me dijo que ella se dio cuenta que yo sabía las respuestas a varias preguntas que les hicieron a mis compañeros".

A diferencia del vencedor, la única mujer entre los finalistas dijo haberse sentido a gusto en la competencia, de hecho resaltó que la final no le pareció muy complicada, que realmente lo difícil para ella fue la fase estatal de la olimpiada.

Indicó que por su edad (14 años) aún le quedan dos oportunidades más para participar y no duda en hacerlo, pues la historia es un área de conocimiento que le apasiona.

Este año, la VIII Olimpiada Mexicana de Historia contó con una convocatoria nacional de 151 mil estudiantes entre 13 y 16 años de edad. A la final nacional se clasificaron 120 alumnos procedentes de 16 estados.