La promulgación de leyes que permiten la reelección presidencial por varios períodos, como sucedió la semana pasada en Bolivia, abre el camino a la consolidación de dictaduras en Latinoamérica, advirtió hoy el legislador colombiano Wilson Gómez.

En diálogo con Notimex, el congresista aseguró que la tendencia en el hemisferio a reformar la Constitución o cambiar las leyes para alargar más allá de dos mandatos el período de un gobernante, "causa un daño inmenso a la democracia".

Gómez, quien propuso hace varios meses al Congreso ampliar el período presidencial en Colombia a cinco años para eliminar la figura de la reelección inmediata, consideró inconveniente permitir a los gobiernos "perpetuarse en el poder".

Según el legislador del oficialista Partido de La U, es necesario extremar las medidas para evitar que se usen los recursos estatales para manejar los órganos de control con fines reeleccionistas en países de la región.

Citó el caso de Venezuela, donde el fallecido presidente Hugo Chávez "está gobernando en cuerpo ajeno", debido a la influencia que "el chavismo" ha tenido sobre los poderes Legislativo y Judicial en los últimos años.

La polémica se da en momentos en que Bolivia acaba de promulgar una ley, aprobada por la mayoría oficialista en el Congreso, que le permitirá al presidente Evo Morales presentarse a las elecciones de 2014 para buscar un tercer mandato.

La iniciativa fue promulgada sobre la base de un fallo del Tribunal Constitucional, que definió que el mandato de Morales se computa "desde el momento en el cual la función constituyente refundó el Estado y por ende creo un nuevo orden jurídico-político".

Según el dictamen, no se toma en cuenta el primer mandato de Morales (2006-2009) porque, con la nueva Constitución, Bolivia dejó de ser República para denominarse Estado Plurinacional, por lo que el mandatario ahora puede ser reelecto para el periodo 2015-2020.

De esta forma, el actual mandatario boliviano estaría habilitado para postular a la relección en los comicios de 2014, lo cual fue rechazado por la oposición boliviana, que considera que la iniciativa debería haber sido consultada en un referendo.

Para Gómez, un presidente debe permanecer en su cargo dos períodos, con el fin de facilitar la ejecución de su plan de gobierno en un tiempo prudente o ser elegido una sola vez por un período máximo de cinco o seis años.

Recordó que en Colombia, la Corte Constitucional validó en 2005 la reelección inmediata por un solo período, decisión que le permitió al entonces presidente Álvaro Uribe Vélez presentarse como candidato en la elección de 2006.

El tribunal consideró ajustados los procedimientos a través de los cuales el Congreso, mediante una reforma constitucional, dio vía libre a esa figura, hasta ese momento prohibida en Colombia por la carta magna de 1991.

El fallo se dio en medio de una intensa polémica sobre si el entonces candidato participaría sin ventajas frente a sus adversarios por su condición de gobernante, lo cual le permitía garantías en recursos y medios de difusión.

En 2009, el Congreso colombiano apoyó un proyecto de ley de referendo que le permitía a Uribe Vélez aspirar a un tercer período en los comicios de 2010, lo que rechazó la oposición por "lacerar la Constitución" del país.

Sin embargo, la Corte Constitucional cerró la puerta a la posibilidad de que Uribe Vélez, con una alta popularidad, se presentara como candidato en 2010 para un tercer periodo consecutivo al rechazar el referendo para la reelección.