Estalla júbilo y esperanza en Argentina por triunfo ante Nigeria

El triunfo por 3-2 que Argentina logró hoy ante Nigeria desató el júbilo y la esperanza del fervoroso público argentino, que sueña con que su ídolo Lionel Messi, vuelva con la Copa del Mundo en sus manos.

El partido, que colocó a Argentina como líder de su Grupo F de Brasil 2014, paralizó las actividades en Buenos Aires, en donde las calles lucieron desoladas incluso en el centro que suele estar colmado de oficinistas.

Como el choque se transmitió en pleno horario laboral y escolar, las oficinas y colegios tuvieron permisos especiales para que trabajadores y estudiantes pudieran disfrutar la actuación del seleccionado.

Las plazas de San Martín y el Parque Centenario lucieron colmados de seguidores que aprovecharon las pantallas gigantes para sentirse como en un estadio.

"No pude ir a Brasil porque no tenía plata, pero acá se arma un ambiente muy lindo, muy futbolero", afirmó Rodrigo Paz, secretario de un juzgado al que no le importó escaparse de los tribunales por un rato.

Por la ciudad deambularon miles de personas que traían camisetas, banderas, gorras y pañuelos con la bandera albiceleste, aunque otros optaron por dibujarse los colores patrios directamente en el rostro. Argentina no se jugaba nada, salvo el reconocimiento de los críticos y el aplauso del público, porque el sábado pasado ya había ganado su pase a octavos de final.

Sin embargo, la emoción por ver al equipo de Sabella fue evidente entre los argentinos, que abarrotaron las redes sociales de apoyo a los jugadores, en particular, por supuesto, a Messi.

Po eso, recién terminó el partido, todas las tendencias de Twitter se referían a la selección con hashtags en los que pedían goles de Ángel di María, se referían también a los goles de Messi y de Marcos Rojo, además reconocían que Nigeria le había peleado por igual a Argentina.