Impuestos deben servir para lograr justicia social: ministra

Los ingresos tributarios también deben servir para lograr una justicia social basada en la redistribución de la riqueza, que permita la plena eficacia del ejercicio de los derechos humanos, señaló la ministra Olga María Sánchez Cordero.

La Constitución Política mexicana establece que los ingresos tributarios y el gasto del Estado deben tener "un fin redistributivo para paliar la desigualdad, en aras de una justicia social indispensable para el ejercicio pleno de los derechos humanos", dijo.

El nuevo paradigma constitucional establece que si bien el tributo tiene que atender los gastos de los órganos del Estado, también posee "una finalidad eminentemente redistributiva de la riqueza", expresó la ministra al inaugurar el X Seminario de Derecho Constitucional.

Ante participantes de 16 naciones, la integrante de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) precisó, en su ponencia sobre Contribución, Gasto Público y Constitución, que el "gasto público debe estar encaminado a generar las condiciones necesarias para el pleno goce de los derechos humanos de todos los mexicanos".

"La universalidad de los derechos humanos exige que el gasto público considere las condiciones materiales en que se ubican todos los habitantes", y que "los recursos tributarios se administren y ejerzan con base a un análisis minucioso de las necesidades de todos", subrayó.

Para Sánchez Cordero, el "ejecutor del gasto no debe olvidar que en muchas ocasiones la posibilidad de que alguien ejerza algún derecho humano está determinado por las condiciones materiales en las que se encuentran otros grupos de la sociedad y personas titulares de otros derechos".

La finalidad redistributiva del gasto público es el medio idóneo para paliar la desigualdad en aras de una justicia social indispensable para el ejercicio pleno de los derechos fundamentales, planteó la ministra.

En el acto, organizado por la SCJN y que concluye el 27 de junio, participan expertos provenientes de Costa Rica, España, Argentina, Colombia, República Dominicana, Perú, Brasil y Guatemala, entre otras naciones.