Profepa recupera madera sustraída de áreas protegidas

En dos semanas, la Profepa recuperó 939 metros cúbicos de madera de coníferas y especies tropicales, equivalentes a 94 camiones tipo rabón, en Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán.

Las acciones del Operativo Forestal en la Frontera Sur II y Especies Tropicales I, aplicado del 9 al 20 de junio pasado, estuvieron enfocadas en cinco áreas naturales protegidas: las reservas de la biosfera de Calakmul, Montes Azules y Sian Ka´an, así como los Parques Nacionales Cañón del Sumidero y Cañón del Usumacinta.

Además de cuatro zonas críticas forestales, que son Escárcega, Punto Put, frontera sur de Quintana Roo y costa norte de Yucatán, expuso la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en un comunicado.

En el operativo también aseguró 23.2 toneladas de carbón vegetal elaborado en forma ilegal, decomisó 36 piezas de equipo y herramientas, así como nueve vehículos, siete de ellos tráileres cargados con materias primas forestales que eran transportadas ilícitamente e impuso medidas de seguridad en 16 predios.

De acuerdo con la información, 91 inspectores de la Profepa, con el apoyo de autoridades federales y estatales, que sumaron en total 191 elementos, realizaron 122 acciones e instauraron 64 procedimientos.

La dependencia clausuró además nueve centros de Almacenamiento y Transformación (CAT) en Campeche y Yucatán, con lo que contuvo el lavado de madera y se frenó la transformación irregular de materias primas forestales para ser embarcadas al continente asiático.

Con estas acciones se impidió el tráfico de diversas especies de alto valor económico y ambiental, como bálsamo, caoba, chechem, chicozapote, machiche, pino, tzalam, katal'oox, pich, pukté, siricote, cedro rojo y granadillo, estos dos últimos con protección especial y en peligro de extinción.

De igual forma se logró contener una red de tala ilegal en la zona frontera sur de la República Mexicana, con lo que se evitó la afectación de 1.9 hectáreas diarias de selva y bosque, que representan la pérdida diaria de 319 árboles.

Debido a los resultados favorables, la Profepa continuará con este tipo de acciones y operativos, a fin de inhibir la producción irregular de materias primas forestales y la comercialización ilegal de maderas tropicales.