El primer matrimonio entre personas del mismo sexo en Francia, se celebró hoy en la ciudad de Montpellier sin incidentes, tras lo cual numerosas parejas gay anunciaron sus enlaces para los próximos días.

Vincent Autin, de 40 años, y Bruno Boileau, de 30, fueron los primeros franceses en unirse en matrimonio en el país, gracias a la llamada Ley Toubira, que permite las bodas homosexuales, la cual suscitó masivas protestas desde que el presidente Francois Hollande la promulgó.

La ceremonia tuvo lugar en el palacio del Ayuntamiento de Montpellier, a la que acudieron alrededor de 500 invitados, y fue conducida por la alcaldesa de esa ciudad, Hélène Mandroux, quien pronunció un discurso en el que habló ampliamente de la tolerancia.

"Este día ustedes lo soñaron y este día se hizo realidad. Vincent, Bruno, ustedes van a vivir un momento histórico. Un momento histórico para nuestro país", dijo Mandroux la tarde de este miércoles al comenzar la ceremonia, de acuerdo con reportes del diario Le Monde.

Poco después de las 18:00 horas locales (16:00 GMT), los dos hombres quedaron formalmente casados, justo a 11 días de la promulgación de la ley "matrimonio para todos", que fue impulsada por Christiane Taubira, ministra de Justicia.

Al concluir el inédito evento, Autin y Bruno atravesaron la plaza del ayuntamiento bajo los aplausos de decenas de personas, aunque también recibieron algunos abucheos que pasaron casi desapercibidos, según los reportes.

El ambiente en general fue tranquilo y agradable, salvo un manifestante que encendió una bengala fuera del ayuntamiento para llamar la atención, pero rápidamente fue detenido por la policía, apostada desde temprana hora en el lugar para mantener el orden.

Después del enlace, muchas parejas homosexuales felicitaron a la pareja y anunciaron sus matrimonios, a través de las redes sociales, incluso para el próximo sábado se prevén numerosas celebraciones en varias ciudades del país.