Atentado en Nigeria deja al menos ocho muertos

Al menos ocho personas murieron y varias más resultaron heridas hoy por un atentado explosivo en una concurrida plaza comercial del centro de Abuja, capital de Nigeria, a dos días del ataque contra una universidad de Kano, que dejó ocho muertos.

El atentado se registró en la Plaza Banex, del distrito de Wuse, en pleno corazón de Abuja, donde se encuentran varias tiendas de aparatos electrónicos y centros comerciales, según reporte del diario The Punch en Internet.

Ezequiel Manzo, portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Emergencias (NEMA), informó que equipos de rescate se encuentran ya en la zona del atentado para atender a las víctimas, que son inumerables, debido a que la plaza en una de las más concurridas de Abuja.

El funcionario dijo que por ahora no estaba claro quien causó el atentado, sin embargo recordó que el grupo armado Boko Haram ha atacado en Abuja dos veces en las últimas semanas, incluido el atentado con coche bomba de abril contra la terminal de autobuses de Nyanya.

Testigos informaron que al menos ocho personas murieron a consecuencia del atentado de este miércoles y que 12 más sufrieron lesiones, aunque reconocieron que las víctimas podrían ser más, ya que una tienda de televisores, repleta de gente, fue destruida por la explosión.

El atentado se registró a sólo dos días del ataque contra la Facultad de Medicina de la Universidad de Kano, norte de Nigeria, que dejó ocho muertos y más de una docena de heridos.

Boko Haram, que pretende crear un Estado en el norte de Nigeria, gobernado por la ley islámica, ha atraído la atención mundial desde el pasado mes de abril, cuando secuestró a más de 200 estudiantes de un escuela secundaria, que permanecen en cautiverio.

Al grupo también se le responsabilizó del secuestro de otras 60 mujeres, entre ellas varias menores, y 31 niños de varias aldeas en el noreste de Nigeria entre el jueves y sábado pasados.

El sábado, decenas de combatientes de Boko Haram atacaron otras cuatro aldeas cercanas a Chibok, en el estado de Borno, cerca de la frontera con Camerún, desde las niñas fueron secuestrados en abril.

Según testigos, al menos 33 campesinos fueron asesinados, así como seis guardias comunitarios en los combates con miembros de Boko Haram, que habrían sufridos también varias bajas.