Combates entre talibanes y tropas afganas dejan más de 160 muertos

Más de 160 personas han muerto -unos 100 talibanes, 40 civiles y 21 soldados- en los últimos cinco días de enfrentamientos entre los rebeldes y las fuerzas afganas en la ciudad de Helmand, sur de Afganistán, reportó hoy el Ministerio del Interior.

Los combates, que comenzaron el sábado pasado en el distrito de Sangin cuando más de 800 talibanes lanzaron una ofensiva en el sur del país para tratar de ganar terreno desocupado recientemente por las tropas estadunidenses, se extendieron a otros cuatro distritos del norte de Helmand.

El vocero del gobernador de la provincia de Helmand, Omar Zwak, precisó que los enfrentamientos tiene lugar este miércoles en los distritos de Nowzad, Kajaki y Musa y Qala, según la agencia Pajhwok Afghan News.

Los cinco días de enfrentamientos en el distrito de Sangin, en la provincia de Helmand, se han cobrado la vida de un centenar de talibanes, 40 civiles y 21 militares, además más de dos mil familias fueron desplazadas, según el Ministerio afgano del Interior.

Sin embargo, los insurgentes talibanes elevaron a 51 el número de soldados muertos -44 afganos y siete de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)-.

El Ministerio de Defensa de Afganistán aseguró que los talibanes están aprovechando las brechas en seguridad dejadas por el repliegue de la alianza atlántica.

"La razón principal (del ataque) es que ahora ya no tenemos la cobertura aérea que antes nos proporcionaba la OTAN", dijo el portavoz del ministerio, Mohamad Zaher Azimi, quien explicó que ello permite a los talibanes moverse libremente en algunas zonas.

Las tropas internacionales comenzaron en 2011 a retirarse de manera gradual de Afganistán y a transferir por fases la competencia de la seguridad al Ejército y a la Policía de Afganistán.

La Fuerza Internacional para la Asistencia y la Seguridad en Afganistán (ISAF) concluirá su misión en el país a finales de este año, mientras Estados Unidos ha anunciado que mantendrá unos nueve mil 800 soldados en el país hasta completar su salida a fines de 2016.