Coparmex propone prepararse ante implementación de reforma energética

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) propuso desarrollar un modelo "triple hélice", a fin de que el país genere el talento que exigirá la implementación de la reforma energética.

En el documento "Señal Coparmex", el presidente del organismo, Juan Pablo Castañón, detalló que se tendría que crear un esquema para el crecimiento y desarrollo regional, basado en colaboración estratégica de la academia, representada por universidades y centros de investigación, el gobierno y las empresas.

El papel del gobierno en este caso, dijo, es promover y encausar esa relación empresas-academia, para que sea cada vez más fuerte y rinda frutos, a fin de generar la política pública que coadyuve con ellas para que en esta unión tripartita se generen frutos de oportunidades para los jóvenes.

Expuso que el sector productivo de un país no puede pensarse sin escuelas o centros de investigación y transferencia tecnológica, ni tampoco sin gobierno que promueva políticas públicas eficientes; ni mucho menos sin empresas que son las que además de generar la riqueza, la distribuyen a través del empleo.

"Somos un país mundialmente exitoso en distintas clases de actividad manufacturera, pero podemos aspirar a más a partir de esa plataforma, para convertirnos en un país exportador ya no de hidrocarburos o manufacturas, sino de tecnología e innovación en distintas áreas de la industria", dijo.

De esta manera, continuó, el modelo de triple hélice ha sido exitoso en países desarrollados, especialmente en la generación de desarrollo regional a través de innovación y conocimiento.

Aquí hay un equilibrio entre los programas de estudio y las necesidades de las empresas que ven el mercado, que conviven con el mercado, y que saben lo que el mercado demanda.

Los jóvenes pueden y desean estudiar carreras técnicas y más sofisticadas, que producen y utilizan las nuevas tecnologías porque saben que hay un mercado para sus ideas y una remuneración mejor para sus trabajos, enfatizó Juan Pablo Castañón.

Dijo que el sector energético puede ser un escenario ideal para la implementación de un modelo de desarrollo regional triple hélice.

"Un modelo donde las empresas colaboren con la academia y los centros de desarrollo tecnológico, para generar innovación que nos permita empezar a generar nuevos productos, cada vez más sofisticados y con mayor contenido de valor agregado para la siguiente generación de industrias que pueden ser los motores del futuro", destacó.