Viola garantías fundamentales corte de agua a más pobres en Detroit

Tres expertos de Naciones Unidas en derechos humanos afirmaron hoy que los cortes del suministro de agua a personas que no pueden pagar ese servicio en la ciudad estadunidense de Detroit, son un insulto y constituyen una violación de las garantías fundamentales.

Los relatores especiales manifestaron en un comunicado conjunto que cuando existe una incapacidad genuina de pago, "las leyes de derechos humanos prohíben la desconexión de la red de agua".

"El Departamento de Agua y Alcantarillado de Detroit ha venido suspendiendo el servicio a viviendas que adeudan dos meses, acelerando la medida a partir de junio a un ritmo de tres mil clientes por semana", denunciaron.

Según las proyecciones, unas 30 mil familias carecerían de agua en los próximos meses, alertaron los expertos.

Observaron que dadas las altas tasas de pobreza y desempleo que existen en Detroit, las facturas del agua resultan caras e impagables para gran parte de la población.

Asimismo, los expertos advirtieron que si la suspensión del suministro afecta de manera desproporcionada a los afroamericanos, "la medida sería además discriminatoria y violaría los tratados ratificados por Estados Unidos".

Por último subrayaron que según las leyes de derechos humanos, es obligación del Estado implementar medidas urgentes, incluida la asistencia financiera para garantizar el acceso al agua.