Urge mercado interno sostenido en organizaciones sociales: diputada

A México le urge desarrollar un mercado interno sostenido en una red de organizaciones sociales que esté en posibilidades de dar una respuesta sustentable a los retos del proceso de desarrollo social.

Este es el planteamiento que realizó la diputada Alliet Mariana Bautista, presidenta de la Comisión de Fomento Cooperativo y Economía Social de la Cámara de Diputados.

Que la economía social, en donde están las cooperativas y las empresas familiares, entre otros, tiene la capacidad para soportar las dificultades económicas y las recurrentes crisis que impactan a la sociedad, propiciando una grave concentración del ingreso en un extremo, además de desempleo y pobreza en el otro, afirmó.

En su participación en la Primera Feria de Empresas Beneficiarias del Fondo para el Desarrollo Social de la Ciudad de México en la Cámara

alta, expuso que espera que este tipo de eventos contribuyan a construir al sector social que hace falta en el país.

En los dos años que Bautista Bravo lleva al frente de dicha comisión, comentó, ha tenido la oportunidad de promover el desarrollo de una política alternativa, aprovechando las experiencias.

De acuerdo con el Artículo 25 de la Constitución, la economía social corresponde a figuras asociativas diferentes a las del sector privado, que fundamentalmente busca la apropiación individual del valor agregado producido por el trabajo subordinado.

En cambio, las figuras asociativas del sector social son aquéllas que se basan en los principios de libertad de asociación y retiro voluntario de los socios, administración democrática y distribución de los rendimientos en proporción a la participación de los socios.

Así como en el fomento de la educación cooperativa y de la educación en la economía solidaria, participación en la integración cooperativa, respeto al derecho individual de los socios de pertenecer a cualquier partido político o asociación religiosa.

Además de la promoción de la cultura ecológica, el trabajo colectivo, la solidaridad y la apropiación colectiva del valor agregado.

En otro tema, la legisladora subrayó que se debe tener claro que la pertenencia al sector social no está determinada por el tamaño de las empresas ni tampoco por la marginalidad del grupo de la sociedad en donde operan.

Por el contrario, por las cualidades y características de su organización, sostuvo, mismas que le llevan a privilegiar ciertas actividades y objetivos, pero no de una manera excluyente, sino como un reconocimiento de que hay rezagos que se deben atender prioritariamente.

La importancia del sector social es innegable. Su versatilidad y capacidad organizativa le permite desarrollar todo tipo de actividades, agropecuarias, industriales y de servicios, como hoy se ven en esta feria, puntualizó la representante del PRD.