El presidente de la Cámara de Diputados, Francisco Arroyo, pidió a los actores políticos privilegiar los acuerdos y entender que México requiere cambios estructurales por encima de las elecciones.

En el marco del Foro sobre la Situación del Agua en el país, el priista también señaló que no habrá vuelta atrás en el apagón analógico, que comenzó ayer en Baja California, y consideró que es momento de sentarse a discutir qué tipo de agricultura queremos para México.

Durante una entrevista en el Palacio Legislativo de San Lázaro, el legislador fue interrogado sobre la advertencia que hizo el presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano Grijalva, respecto a que esa fuerza política podría "congelar" su participación en el Pacto por México.

Al respecto pidió que "quienes tenemos algún momento, un ámbito, un espacio de decisión en la política nacional, privilegiemos el acuerdo y entendamos que México requiere de cambios estructurales porque de lo contrario el país va a quedar rezagado".

Arroyo Vieyra sostuvo que "ojalá y que la pasión de las elecciones no haga que el Pacto se pille las manos contra la puerta", porque de nada servirá a los partidos "ganar o perder elecciones si México no tiene los instrumentos necesarios para salir adelante".

En cuanto a los problemas que generó el apagón analógico en el norte del país, lamentó que este proceso haya causado malestar entre la población pero subrayó que es el primer paso que se toma y que debe servir de lección para que no se vuelva a presentar esta situación.

El legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) enfatizó que es un avance que va conforme al calendario aprobado y del que no habrá vuelta atrás; "el país tiene un enorme rezago en materia de telecomunicaciones y esta experiencia nos debe servir de algo para que en el futuro el proceso sea más terso".

Respecto a la sequía que se presenta en el país desde 2011, mencionó que el problema es de "uso y abuso", además de que en México se presenta una situación paradójica, con inundaciones en una parte del país y escasez del vital líquido en otras regiones.

La nación presenta un enorme atraso en infraestructura hidráulica, por lo que "ha llegado el momento de sentarnos a discutir qué tipo de agricultura queremos en el país, porque el uso del agua en el campo es motivo de gran desperdicio.

"Necesitamos privilegiar el recurso para el consumo humano y el desarrollo, así como garantizar por medio de nuevas técnicas en la agricultura el abasto de alimentos", puntualizó.