Mario Balotelli se defiende de críticas por desempeño en Brasil

El delantero italiano Mario Balotelli se defendió de la lluvia de críticas por su pobre desempeño en la Copa del Mundo Brasil 2014 y denunció que sus "hermanos africanos" no se lo habrían quitado de encima como lo han hecho sus compañeros de escuadra.

Un día después de la traumática eliminación de Italia, tras perder 1-0 contra Uruguay, Balotelli aseguró a través de un mensaje por Instagram que dio "todo" por la selección y no se equivocó en nada.

"Soy Mario Balotelli. Tengo 23 años y no elegí ser italiano. Lo he querido ser fuertemente porque he nacido en Italia y he vivido siempre en Italia", aclaró.

Reconoció sentirse "triste, enojado y decepcionado" de sí mismo por su trabajo en Brasil, pero rechazó ser el único culpable de la eliminación de los "azzurri".

"Deben buscar otra excusa porque Mario Balotelli tiene la conciencia en su lugar y está listo para continuar más fuerte que antes y con la cabeza en alto", dijo.

"Orgulloso de su país, o quizá, como dicen ustedes, no soy italiano. Los africanos no se quitarían de encima a un hermano. Nunca. Pero en esto los negros, como nos llaman, estamos años luz adelante", añadió.

Siempre en el centro de las polémicas por sus caprichos y por el color de su piel, Balotelli nació en Palermo, la capital de Sicilia, como hijo de una pareja de inmigrantes de Ghana.

Bautizado como "Super Mario" por sus dotes futbolísticos, el deportista fue adoptado por la familia Balotelli y al cumplir los 18 años de edad pudo obtener la ciudadanía italiana, pues en el país europeo no basta haber nacido ahí para adquirirla.