Bélgica quiere cerrar invicto ante una Corea del Sur con posibilidades

Bélgica quiere cerrar invicto la primera fase de la Copa del Mundo Brasil 2014 ante Corea del Sur, que llega como el equipo más débil del Grupo H pero que aún aspira, con una victoria, a clasificarse a octavos de final.

Con el cuadro belga ya calificado, surcoreanos, rusos y argelinos tienen aspiraciones, sin embargo, para los asiáticos luce más complicado, pues no depende de ellos mismos, ya que necesitan golear y esperar un empate en el otro juego.

Esto luce más que misión imposible, pero los "Tigres de Asia", fieles a su orden táctico, pueden poner en aprietos el juego de Bélgica, que ya demostró le cuesta mucho abrir el campo cuando el equipo rival juega a la defensiva.

Por su parte, la escuadra que dirige Marc Wilmots llega más calmada en su regreso mundialista, pues pasaron 12 años desde que el equipo se había clasificado a su más reciente Copa del Mundo, y esto les ha costado mucho dominio del partido.

Su calidad individual no se niega, pero su inexperiencia en justas internacionales les ha pasado factura, aun así han podido resolver favorablemente sus dos primeros encuentros y quieren cerrar con paso perfecto.

El equipo presentará la baja del centrocampista titular Thomas Vermaelen por una lesión en su último partido, y ante Corea del Sur, duelo que no luce de alto riesgo, el estratega cuenta con hombres de calidad en el banquillo para suplir esa ausencia.

Los tres goles anotados en lo que va del mundial por el conjunto europeo han sido de tres jugadores que han entrado de cambio y han respondido eficientemente a la estrategia de Wilmots, por ello no luce especialmente preocupado en ese sentido.

Así, ambos conjuntos aspiran a la victoria en la Arena de Sao Paulo para sus diferentes causas, en un encuentro que parece será trabado en el medio campo, con los asiáticos precavidos atrás y buscando opciones en el contraataque, sobre todo con disparos de media distancia.