La autopsia practicada al soldado británico Lee Rigby, asesinado hace una semana en Londres por dos presuntos extremistas islámicos, confirmó que murió como consecuencia de "múltiples heridas incisas", informó hoy Scotland Yard.

La Policía Metropolitana de Londres (Scotland Yard) precisó que la Corte de Magistrados de Southwark (Londres) comenzará el viernes próximo una investigación judicial para aclarar las circunstancias de la muerte de Rigby tras conocerse el examen forense.

Los resultados de la autopsia se conocen una semana después de que el militar, de 25 años, fue agredido con cuchillos y hachas por dos británicos de origen nigeriano en el barrio de Woolwich, en el sureste de Londres, según la cadena británica BBC.

Los dos presuntos agresores, convertidos al islam radical, son Michael Adebolajo, de 28 años de edad, y Michael Adebowale, de 22, quienes fueron ingresados en dos hospitales de Londres tras resultar heridos por disparos de la policía durante su detención.

Adebowale fue dado de alta del nosocomio la víspera y trasladado a una comisaría del sur de Londres, donde está siendo interrogado por una unidad antiterrorista de la policía británica, mientras Adebolajo continúa hospitalizado.

Scotland Yard hizo un nuevo llamamiento este miércoles a cualquier testigo "que haya visto el ataque contra Rigby o que pueda tener video o fotografías que pueda ayudar" a avanzar en esta investigación "compleja".

El brutal asesinato del soldado conmocionó a Reino Unido después de que uno de los sospechosos fue filmado por una cámara instantes después de atacar a Rigby, con las manos ensangrentadas y empuñando un machete, y alegara haber cometido el crimen en nombre del islám.

Anoche el grupo de piratas informáticos Anonymous colgó un audio en el que acusa a la organización de ultraderecha English Defense League (EDL) de utilizar el asesinato del soldado, ocurrido el apsado 22 de mayo, para extender una campaña de odio hacia la comunidad musulmana.

Anonymous reveló detalles personales, como los nombres y las direcciones de más de 200 miembros del grupo de ultraderecha, además de los números de teléfono móvil de los más destacados integrantes del EDL.