Rusia se juega su prestigio y calificación ante una sorpresiva Argelia

Rusia se juega su boleto a octavos de final y su prestigio ante Argelia, que requiere del empate para dar una sorpresa en la Copa del Mundo Brasil 2014 como segundo del Grupo H, en la última jornada de fase regular.

Para el conjunto ruso éste no ha sido el mundial esperado de acuerdo a las expectativas generadas y al sector donde encuentra, si bien cuentan con la excusa de ser una generación que debuta en un certamen de esta naturaleza llegaban con la etiqueta de equipo revelación.

Lo pupilos del técnico italiano Fabio Capello no han controlado bien sus ansias y eso fue clave en los dos primeros juegos para salir con una derrota y un empate, lo que ahora los presiona para sacar el triunfo en la Arena da Baixada y llegar a cuatro puntos.

Con un resultado así estarían en la siguiente fase como segundos de grupo, sin embargo, Argelia no ha resultado el "flan" que todos pensaban con su cuarta participación, segunda consecutiva en Copas del Mundo, pues el grupo luce más experimentado.

En el primer encuentro pusieron en serios aprietos a Bélgica, a la que casi le arrebatan el triunfo pero cayeron 1-2, y en el segundo golearon 4-2 a Corea del Sur, con lo que ahora dependen de ellos mismos.

Así, un empate es suficiente para los "zorros del desierto", aunque tendrían que esperar el resultado del partido entre belgas y surcoreanos, donde necesitan que los "tigres de Asia" no ganen.

De esta manera el Grupo H se convirtió realmente en el "de las oportunidades", pues con Bélgica ya clasificada todos los demás aspiran a ser el conjunto que acompañe a los "Diablos rojos" en octavos de final.