Rechaza primer ministro de Irak gobierno de salvación nacional

El primer ministro de Irak, Nouri al-Maliki, rechazó hoy la convocatoria para formar un "gobierno de salvación nacional" cuyo objetivo sería hacer frente a la ofensiva relámpago de la insurgencia sunita.

El llamado a formar un gobierno de emergencia nacional es un golpe de Estado contra la Constitución y el proceso político en el país", señaló al-Maliki en un discurso televisado.

"Hay objetivos peligrosos sobre la formación de un gobierno de emergencia nacional que E no se ocultan", opinó el cuestionado líder chiita, reportó la BBC, el canal británico de noticias de la televisión pública de Reino Unido.

"Se trata de un intento por parte de aquellos que están en contra de la Constitución de eliminar el joven proceso democrático y robar los votos de los electores", señaló el dirigente iraquí.

El bloque electoral de al-Maliki ganó con ventaja, el mayor número de escaños en las elecciones parlamentarias del 30 de abril pasado.

Sin embargo, el primer ministro se quedó corto de la mayoría en el Consejo de Representantes y ha tenido que cortejar el apoyo de sus rivales con el fin de formar un gobierno.

Una ofensiva militar reciente dirigido por el Estado Islámico de Irak y Levante ha presionado al gobierno de al-Maliki de presentar una plan de unidad entre los sectores opositores, ante las críticas de que sus políticas han sido sectarias.

Para Estados Unidos, Irak necesita un gobierno que represente a todos los grupos religiosos y étnicos, y aseguró que no intervendría de forma directa en el conflicto, a pesar de que Bagdad ha pedido que lance ataques aéreos contra los insurgentes.

Las fuerzas del gobierno no han podido recuperar las vastas franjas de territorio tomadas por los rebeldes sunitas que avanzan hacia Badgdad de forma amenazante.

Más de 100 asesores militares estadunidenses asignados para ayudar a las fuerzas de seguridad iraquíes llegaron este miércoles a Bagdad para empezar sus trabajos.

Mientras tanto, el secretario estadunidense de Estado, John Kerry, quien visitó Bagdad hace apenas un días, se ha unido a los líderes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Bruselas para discutir la crisis en Irak.