Ghana y Portugal jugarán por su vida, pero necesitan ayuda paravanzar

Ghana, que ha mostrado buen futbol y ha cometido errores graves, y Portugal, que ha decepcionado al ser, en parte, víctima de las circunstancias, se jugarán mañana su vida en la Copa del Mundo de Futbol Brasil 2014.

Con el estadio Nacional, en Brasilia, como sede, y Nawaf Shukralla, de Bahrein, como juez central, estos conjuntos se enfrentarán por primera vez en su historia, en el que será su tercer juego de la ronda grupal dentro del sector G, a partir de las 13:00 horas locales (11:00 horas tiempo del centro de México).

Ambas selecciones llegarán con sólo un punto rescatado de sus dos anteriores partidos, hecho que las coloca en una complicada situación y las hará estar con "un ojo al gato y otro al garabato" ante el encuentro entre Alemania y Estados Unidos, porque necesitarán de combinación de resultados para clasificarse.

El representativo africano llegará al duelo en el tercer peldaño del grupo con una unidad, lograda en su anterior presentación, el 2-2 ante Alemania, rival al cual dieron la vuelta aunque no controlaron y fueron alcanzados a dos tantos.

Fue tras el debut con derrota 1-2 ante Estados Unidos, al cual permitieron un gol a los 30 segundos del silbatazo inicial y el segundo a tres minutos después de batallar para alcanzarlo.

Ghana, que en Alemania 2006 avanzó a octavos de final, y en Sudáfrica 2010 se coló hasta la ronda de cuartos, necesita salir con el triunfo frente a los lusos por dos tantos de diferencia y esperar un revés de Estados Unidos ante Alemania por sólo uno, o ganar por uno y que los de Concacaf caigan por dos de margen para avanzar.

Las posibilidades de Portugal son más complicadas porque tras la vapuleada que se llevó 0-4 a manos de los teutones, ahora requerirá de un triunfo por mínimo cuatro tantos, combinado con un descalabro del conjunto de la Concacaf por uno de margen, siempre y cuando éstos no consigan más de una diana.

Si el conjunto guiado por Paulo Bento es eliminado, significará un golpe fuerte para la afición al futbol, pues ya no podrá ver más en acción al astro mundial Cristiano Ronaldo.

Y es que es uno de los jugadores de quien más se esperaba en Brasil 2014 y quien hasta ahora sólo ha destacado con el servicio para que Varela diera a los lusos el 1-1 ante Estados Unidos, marcador que los mantiene vivos.

Por los Estrellas Negras, el capitán y triple mundialista Asamoah Gyan tratará de marcar algún tanto que lo coloque en solitario como el jugador africano con más goles en la historia, luego que por ahora marcha empatado con el camerunés Roger Milla, carrera que tiene a ambos con cinco dianas.

Un empate entre ambos países, de forma automática, eliminará a ambos de la competencia, y aunque alemanes o estadounidenses pierdan en el suyo asegurarán su boleto a octavos.