Guillermo Osorno relata historia social de la Ciudad de México

Una crónica que cuenta una parte de la historia social de la Ciudad de México y entrelaza varias situaciones al abordar a la comunidad gay, la contracultura y el underground, es lo que plasma el libro "Tengo que morir todas las noches", de Guillermo Osorno.

En entrevista con Notimex, realizada hoy en una reconocida librería de la colonia Roma, el autor dijo que todas esas escenas acaban por confluir en un bar que es el centro de este relato y se trataba del 9 en la Zona Rosa.

"El personaje central de este libro es un francés que llegó a México a finales de los años 70 y junto con un grupo de mexicanos abrió ese bar a través de sus ideas y acciones que tenía él, para dejar entrar a la cultura de los jóvenes de esta capital", señaló.

Agregó que por muchos años la cultura de los jóvenes en el país vivió una especie de invierno autoritario provocado por el movimiento de 1968 en Tlatelolco y después el concierto de Avándaro, que fue tan estigmatizado y señalado por el gobierno y los medios de comunicación.

En los años 80, comentó, la vigilancia que había sobre la cultura de los jóvenes va cediendo y entonces vuelve a emerger, por lo que esa década debería ser recordada como ese renacer de la cultura y la contracultura, las cuales se expresan en "Tengo que morir todas las noches".

Subrayó que el bar apareció o abrió sus puertas en 1976 como un restaurante. Luego se consolidó como bar en 1978, por ello, la historia va de 1978 a 1989 cuando las autoridades deciden cerrarlo, así como las sucursales del mismo.

"El centro del relato es lo que sucede en el bar, pero también la vida cotidiana de algunos personajes centrales y cómo estos y el lugar van pasando por las distintas etapas de los años 80 como las devaluaciones, las crisis, el arresto de la Quina, los inicios de la renovación moral de Miguel de Madrid, el temblor de 1985, y pasa también por la aparición del Virus de la Inmunodeficiencia Humana", expresó.

La vida de todos ellos y sus pequeños afanes están acompañados por los grandes acontecimientos históricos, "lo que hace este libro es tratar de cambiar un poco el foco y la orientación de la luz, hacia una historia y un lugar poco iluminado normalmente por las crónicas y cronistas".

"El libro narra también el origen de los movimientos gay en México que tienen una clara orientación para protestar la discriminación y las extorsiones que en los años 80 se daban, provocó que los primeros grupos de liberación sexual como se llamaban entonces, se formaran y salieran a protestar", apuntó el autor.