TEPJF coadyuva en protección de derechos humanos, aseguran magistrados

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) favorece la más amplia protección de los derechos humanos, al hacer una interpretación de la ley con diversas perspectivas, sostuvieron los magistrados María del Carmen Alanis y Manuel González Oropeza.

Al participar en el Seminario Internacional "Derechos políticos, instituciones electorales, sistema de gobierno y democracia", González Oropeza precisó que los tribunales electorales con vocación internacional hacen uso de los recursos judiciales más efectivos para proteger los derechos político-electorales del ciudadano.

En un comunicado, señaló que un Tribunal Constitucional, como el TEPJF, promueve y auspicia los principios constitucionales y comparados que rigen la democracia, así como los derechos político-electorales de la ciudadanía.

Con la judicialización de los comicios se ha pretendido no sólo acatar la recomendación de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), formulada en 1990, que dio origen a la creación del sistema de justicia electoral en México, sino garantizar los derechos políticos de los ciudadanos, expuso.

Además, salvaguardar el gobierno representativo y el régimen democrático del país.

Los integrantes del TEPJF, enfatizó, se sienten honrados del reconocimiento que se ha hecho a la justicia electoral, y de las nuevas responsabilidades derivadas de la reciente reforma constitucional en la materia.

Inicia una nueva etapa jurídica del entramado institucional, que permitirá lograr una tutela más amplia de los derechos políticos y las garantías fundamentales de los ciudadanos.

A su vez, la magistrada Alanis Figueroa destacó que la impartición de justicia constitucional electoral es fundamental para restituir los derechos de los grupos minoritarios, que han sido excluidos de la toma de decisiones en sus comunidades.

En la mesa "Los derechos políticos en una época de inclusión. Minorías, género, ciudadanía", expuso que la impartición de justicia debe ser considerada una herramienta fundamental para remover las barreras que mantienen en condiciones de desigualdad a amplios sectores de la sociedad.

Una justicia efectiva, dijo, permite avanzar en el camino hacia la inclusión y la igualdad.

En ese sentido, aseguró que con sus sentencias, el TEPJF ha logrado romper paradigmas, generando una jurisprudencia nacional que potencia las prerrogativas fundamentales de mujeres, indígenas, jóvenes y, en general, de todos aquellos grupos en situación de vulnerabilidad frente a mayorías excluyentes.

"Los juzgadores tenemos que revisar si el contenido de una ley genera un trato diferenciado entre distintos grupos", detalló.

Alanis Figueroa citó las resoluciones emitidas en materia de sistemas normativos ancestrales, en las que los magistrados se han pronunciado por garantizar su respeto, siempre y cuando no sean violatorios de otros derechos humanos.

Los trabajos correspondientes al seminario, cuyo objetivo es reflexionar sobre el estado de la democracia y sus instituciones, se desarrollan del 24 al 27 de junio en el Auditorio "Héctor Fix Zamudio" de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En él participan magistrados del TEPJF, representantes de organismos electorales y especialistas en la materia de Latinoamérica y España.

La actividad fue convocada por el TEPJF, el Instituto Nacional Electoral, el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, el Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional, la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales y el Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral.