Preocupa seguridad del Brasil-Chile: organizadores de Mundial

Organizadores locales de la Copa del Mundo Brasil 2014 admitieron hoy su preocupación por la seguridad en el encuentro de octavos de final entre Brasil y Chile, que se disputará el próximo sábado en Belo Horizonte, sureste del país.

El director de comunicación del Comité Organizador Local (COL), Saint-Clair Milesi, dijo que preocupan "todos los juegos continentales con alguna rivalidad" histórica.

Explicó que están "en evaluación" todos esos encuentros, pero en especial el Brasil-Chile, por los incidentes ocurridos con algunos hinchas chilenos durante el partido entre España y Chile en Maracaná.

Más de 170 mil elementos del Ejército, las policías y las fuerzas de seguridad privadas participan en las labores de mantenimiento del orden, a fin de evitar incidentes como los de los últimos días entre seguidores de Brasil y Argentina en Río de Janeiro.

La policía federal brasileña informó el lunes que 32 "barrabravas" argentinos fueron impedidos de entrar en territorio brasileño o expulsados desde el pasado 9 de junio.

En esa fecha el primer argentino que figuraba en una lista de unos dos mil 100 violentos hinchas del país sudamericano fue deportado cuando intentaba entrar en territorio brasileño por el aeropuerto internacional de Sao Paulo.

En total unos 245 policías de 35 naciones y de las agencias Interpol y Ameripol participan junto a las fuerzas de seguridad brasileñas en las tareas de seguridad del Mundial, entre las que se encuentran identificar hinchas violentos procedentes de países como Inglaterra, Bélgica o Alemania, que tienen la salida impedida de sus países de origen.