El subsecretario de Gobierno de la Segob, Luis Enrique Miranda, recibió a una comisión de integrantes de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de Oaxaca.

El objetivo es continuar el diálogo en torno a su pliego petitorio, entre cuyas demandas está la apertura de más plazas para el magisterio y la basificación de 11 mil maestros que laboran por honorarios, precisó el secretario general de esa sección, Rubén Núñez.

Otra petición es la liberación de tres integrantes de la CNTE que han sido encarcelados por su presunta responsabilidad en el secuestro de dos menores de edad, expuso en las instalaciones de la Secretaría Gobernación (Segob).

Núñez Ginez aclaró que en esta mesa se abordarán únicamente asuntos relacionados con el magisterio oaxaqueño, pero que eso no los excluye de las negociaciones que mantienen profesores de la CNTE de otros estados para que sean abrogados los Artículos 3 y 73 constitucionales y se dé marcha atrás a la reforma educativa.

"Nosotros venimos con la exigencia, el día de hoy, de que se instale una mesa central de alto nivel y que junto con la CNTE, salgamos fortalecido, a fin de que se dé respuesta a nuestras demandas", precisó.

El dirigente magisterial recordó finalmente que la reunión es continuación del encuentro realizado la semana pasada con el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, y funcionarios de las secretarías de Educación Pública (SEP) y de Hacienda y Crédito Público (SHCP).