Ecuador aprueba ley sobre agua pese a movilización indígena

La Asamblea Nacional de Ecuador aprobó hoy la llamada Ley de Aguas, pese a la movilización de indígenas para rechazar la iniciativa por considerar que llevará a la privatización del líquido.

La norma fue avalada por 103 votos a favor, 21 en contra y seis abstenciones, luego que fue sometida a discusiones en mesas de diálogo amplias, informó en Quito la presidenta del legislativo, Gabriela Rivadeneira.

El movimiento indígena ecuatoriano inició el fin de semana movilizaciones que buscaban evitar la aprobación de la ley, que a su juicio, llevará a un acaparamiento del líquido y a su privatización, en perjuicio del pueblo.

La oficialista Alianza País, con mayoría en la Asamblea Nacional ecuatoriana, defendió su trámite, al afirmar que la norma estipula la conservación, protección y salvaguardia del recurso para "una justa distribución".

"La Constitución manda (crear) la autoridad única del agua, manda a tener el agua como un recurso estratégico, manda que los recursos estratégicos sean regulados por el Estado justamente, para evitar la privatización", dijo el asambleísta Miguel Carvajal.

La ley fue aprobada en medio de la protesta de agrupaciones que se oponían a su trámite, por lo que fue necesario un dispositivo policial permanente para mantener el orden en las afueras del recinto legislativo.