Suizos Xhaka, Rodríguez y Ghokan confían avanzar en Mundial

Los jugadores de la selección de Suiza, Granit Xhaka, Ricardo Rodríguez y Gokhan Inler tienen gran confianza en vencer a Honduras y avanzar en el Grupo E a la siguiente fase de la Copa del Mundo Brasil 2014.

Los helvéticos llegaron a Manaos, donde este miércoles sostendrán el último juego de la primera fase ante los catrachos, en busca de su boleto a octavos de final de la justa mundialista, en el Estadio Arena Amazonia.

El temperatura en la ciudad de Manos es de 32 grados, "lo importante no es la temperatura en la ciudad de Manaos, sino el clima que impera en el equipo de Suiza", dijo el mediocampista Granit Xhaka.

Por su parte, el defensa Ricardo Rodríguez, compañero de Shaka en la conquista de la Copa Mundial Sub-17 en Nigeria 2009, agregó, "con las emociones en el interior del grupo, pueden superar los problemas externos y venceremos a Honduras".

"En Nigeria, las condiciones externas no eran favorables para nosotros, pero nos apoyamos con todo, estrechamente juntos como una familia. Al final logramos superar con espíritu de equipo todos los problemas y a los rivales", recordó Rodríguez.

El capitán Gokhan Inler reconoció, "en los dos primeros partidos no tuvimos nuestro mejor nivel de rendimiento, pero se puede recuperar. Esto también me preocupa, en lo personal tengo que hacer aún más y llevar el mediocampo".

Inler destacó que en la selección de Suiza, "todos necesitamos dar más, somos un equipo. Ganamos contra Ecuador como un equipo, hemos perdido ante Francia como un equipo, y ahora queremos volver a ganar como un equipo y llegar a la siguiente ronda".

Michel Pont, el entrenador asistente de la selección nacional, toma el aspecto de la "familia" con estas palabras, "no hay tantos futbolistas suizos que puede presumir de haber llegado a octavos de final de la Copa Mundial. Esta es una gran motivación".

Acerca del partido contra los catrachos, apuntó, "sabemos acerca de las cualidades de Honduras, pero son más predecibles que los jugadores de Francia. Vamos a encontrar el equilibrio adecuado entre el respeto y convicción".