Urgente diseñar políticas para todo tipo de familias: expertas

Es necesario diseñar políticas públicas que consideren los diferentes tipos de familias existentes y dejar de pensar como unidad conservadoramente armónica y democrática, sino como un núcleo contradictorio cargado de desigualdades en su interior.

La especialista del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), Mercedes González de la Rocha, destacó que existen diferentes tipos de grupos domésticos familiares.

Al participar en el Congreso Nacional de Violencia Familiar, Pobreza y Políticas Públicas. Prospectiva y Estrategia, dijo, el grupo doméstico familiar es una instancia mediadora entre los individuos y la sociedad y es el espacio social inmediato de los niños y de cualquier individuo que forma parte de una sociedad.

En el Palacio Legislativo de San Lázaro, la investigadora del CIESAS comentó que los grupos domésticos existentes son los denominados "nucleares" que conforman el modelo de familia tradicional, el cual está decreciendo en México, pero aún son mayoritarios.

"En México, como en el resto de América Latina, hay un incremento importante de hogares 'unipersonales', 'monoparentales' particularmente de jefatura femenina y una fuerte presencia de hogares 'extensos o compuestos'", apuntó.

También existen los hogares "reconstituidos", que se están dando cada vez con mayor regularidad en las sociedades, particularmente urbanas, aunque también en las rurales.

"Hay un grupo doméstico muy interesante y es bastante novedoso para muchos estudiosos, que son los hogares conformados por los abuelos y los nietos, es particularmente importante en las regiones de las comunidades de fuerte expulsión de mano de obra", señaló.

Precisó que en este último, los adultos proveedores generadores de ingresos trabajan frecuentemente fuera de sus comunidades, regiones e incluso del país, por lo que los niños quedan al cuidado de los abuelos.

Cada tipo de hogar, a excepción de los denominados unipersonales, son escenarios con capacidades diferentes para realizar las tareas necesarias para el bienestar de los individuos que ahí viven.

Por lo que, "la provisión de cuidados a niños, niñas y adolescentes, es una tarea extremadamente importante que adquiere características específicas en cada caso", agregó la investigadora.

González de la Rocha lamentó que "la política pública cree que sólo existe un tipo de familia o de grupo doméstico, normalmente cuando piensan en grupo doméstico o en familia es en el modelo tradicional, conformado por papá, mamá y niños felices".

A su vez, la directora general adjunta del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), Araceli García Rico, definió el concepto legal sobre violencia familiar.

"El acto abusivo de poder u omisión intencional dirigido a dominar, someter, controlar o agredir de manera física, mental y psicológica, patrimonial, económica y sexual de las mujeres dentro y fuera del domicilio familiar", dijo.

Señaló que 66 por ciento de mexicanas sufre o ha sufrido algún tipo de violencia familiar, muchas veces los agresores y las víctimas no alcanzan a identificar que viven en un ambiente violento, que no deben aceptar, pues las protege la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

La violencia familiar, prosiguió, es un delito punible y en la actualidad está tipificada como delito, se considera como causal de divorcio y delimitación para el ejercicio de la Patria Potestad sobre los hijos e hijas.

Indesol realiza un trabajo conjunto con el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) con datos que actualizan de acuerdo con las solicitudes de la sociedad civil que protegen al núcleo básico, que es la niñez y las mujeres de una familia, puntualizó.