La organización francesa Ensemble contre la peine de mort (Juntos contra la pena de muerte), presentó hoy en el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de Madrid, la celebración del 5º Congreso Mundial para abolir estas condenas.

El evento, que se celebrará del 12 al 15 de junio, reunirá a miles de miembros de la sociedad civil, representantes políticos, juristas y periodistas procedentes de los cinco continentes, tiene como objetivo elaborar estrategias para lograr la eliminación universal de estos castigos.

En un informe, la organización anotó que "pese" a que el mundo vivió un cambio abolicionista pasando del 20 por ciento al 70 en los estados que renunciaron a aplicar esta pena capital, "aún persiste" esta realidad.

"Durante el año 2012, al menos 682 prisioneros fueron ejecutados en 21 países y mil 722 personas fueron condenadas a muerte en 58 estados", recalcó.

"La mayoría de éstas se produjeron en Arabia Saudita, China, Corea del Norte, Estados Unidos, Irak, Irán, Sudán y Yemen", abundó.

El informe apuntó también que "entre los estados que aún mantienen la pena de muerte en su legislación, a excepción de algunas democracias como Estados Unidos, Japón, India y Taiwan, las condenas se llevaron a cabo en países gobernados por regímenes autoritarios".

"La región MONA (Medio Oriente-África del Norte) es la segunda que más ejecuta después de Asia", profundizó.

Ensemble contre la peine de mort tiene la finalidad con estas reuniones de promover la implicación de las organizaciones gubernamentales junto con la sociedad civil en esta causa y educar y sensibilizar a la opinión pública, sobre todo a la española, sobre la pena de muerte.

El congreso tendrá entre otros invitados a los ministros españoles de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón; de Exteriores, José Manuel García Margallo y al antiguo Ministro de Justicia de Francia que abolió la pena de muerte en Francia, Robert Badinter.

También a Mairead Maguire, José Ramos-Horta o Shirin Ebadi, premios Nobel de la Paz de los años 1976, 1996 y 2003, respectivamente.

Raphael Chenuil, director general de esta organización comentó en la presentación de este congreso que quieren "mejores derechos humanos en el mundo" y su intención es "hacer pasos juntos" para que ningún país "ejecute a personas".

"Son decisiones políticas de líderes, necesitamos estas reuniones y diálogo con diplomáticos, personalidades y sociedad civil para abolir y acabar con esta lacra", refirió.

Chenuil indicó que son "muchos" los países que actúan con esta medida(57) "matando" a muchas personas "inocentes" y que "ya es hora" de que en el mundo en el que vivimos no "existan esta tipo de condenas".