Unasur apoya a Argentina en pelea con fondos "buitre"

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) respaldó hoy a Argentina en medio de la incertidumbre económica generada por el triunfo de los llamados fondos "buitre" en tribunales de Estados Unidos.

La Unasur envió al gobierno argentino un comunicado en el que manifestó su solidaridad "frente al reciente fallo judicial referido a un grupo minoritario de tenedores de títulos de deuda soberana pendiente de reestructuración".

También rechazó "el comportamiento de agentes especulativos que ponen en riesgo los acuerdos alcanzados entre deudores y acreedores, afectando la estabilidad financiera global".

El organismo regional destacó los esfuerzos realizados por Argentina para honrar los compromisos adquiridos desde la reestructuración de su deuda soberana en los años 2005 y 2010 a la que se acogieron más del 92 por ciento de sus acreedores.

Argentina se encuentra en medio de arduas negociaciones para frenar el riesgo de cesación de pagos que se disparó la semana pasada, luego de que la Corte Suprema de Estados Unidos rechazara una apelación en contra de los fondos "buitre".

El país enfrenta un dilema, porque si los acreedores no aceptan una renegociación y exigen un pago inmediato de mil 500 millones de dólares, el país tendrá que declarar una moratoria ya que no está en condiciones de cubrir esta deuda.

Si el gobierno pagara ese monto, el problema no terminaría, sino que se complicaría, porque de inmediato recibiría demandas de otros acreedores que exigirían pagos inmediatos por hasta 15 mil millones de dólares.

El fantasma de la moratoria se alejó durante el fin de semana, luego de que la presidenta Cristina Fernández garantizara que está abierta a una negociación justa y equitativa que le permita pagar al 100 por ciento de sus acreedores.

Los fondos "buitre", que especulan con bonos de deuda de países en problemas, representan sólo el 8.0 por ciento de acreedores de Argentina, ya que el 92 por ciento restante sí aceptó canjes de deuda realizados en 2005 y en 2010.