Pide Amnistía Internacional a Italia dar prioridad a derechos humanos

Los derechos humanos, en especial de los inmigrantes, deben ser una prioridad de la presidencia italiana de la Unión Europea (UE), que iniciará el próximo 1 de julio, pidió hoy la organización humanitaria Amnistía Internacional.

"Existe una profunda dicotomía entre la aspiración de la UE a promover los derechos humanos a nivel global y la realidad de las violaciones" de esas garantías en los países miembros, dijo Antonio Marchesi, presidente de la sección italiana de Amnistía Internacional.

Al presentar en rueda de prensa el reporte "Recomendaciones a la presidencia italiana de la Unión Europea", se refirió en particular a la discriminación y la violencia contra los refugiados, los inmigrantes, los gitanos, los homosexuales y las mujeres.

En particular, la organización humanitaria pidió a Italia iniciar un "profundo" cambio en las políticas y prácticas en materia de inmigración y asilo.

"Italia ha mostrado que existen enfoques alternativos, sobre todo en lo que se refiere a la ayuda y socorro (de inmigrantes) con la operación Mare Nostrum", anotó, sin embargo, reconoció que Roma no puede enfrentar sola el problema.

"Mientras Europa alza barreras más altas en el intento de mantener fuera a inmigrantes y refugiados, en el mar se pierden vidas humanas. Italia conoce bien los peligros de querer voltear las espaldas a la inmigración", añadió.

Dijo esperar que con su experiencia en la materia, la presidencia italiana de la UE esté en posibilidades de tener éxito donde otros han fracasado y asegurar un enfoque basado más en la protección que en la seguridad para respetar los derechos humanos y salvar vidas humanas.

Asimismo, Amnistía Internacional se refirió a la necesidad de que la UE mantenga el apoyo a los derechos humanos más allá de sus fronteras.

Señaló que ello significa, entre otras cosas, reforzar la eficacia de la acción de la UE y de sus países miembros para prevenir y reaccionar contra la tortura a nivel mundial.