Va México por mercado de 50 millones de lectores de español en EUA

Al comenzar hoy su participación como invitado de honor de la ExpoLibro América de Nueva York, México busca aumentar la mínima presencia que tiene en el mercado editorial en español dentro de Estados Unidos, el cual está calculado en 50 millones de lectores.

"En Estados Unidos hay 50 millones de hispanohablantes y ha sido una paradoja que no ha sabido resolver la industria editorial de México, que no ha logrado echar raíces. Ahora que somos invitados de honor es momento de acabar con este círculo vicioso", dijo Julio Trujillo, quien encabeza la dirección editorial del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

Indicó que la feria representa una inigualable oportunidad para situar a México bajo los focos de la industria editorial de Estados Unidos y para profundizar su presencia en este país.

En entrevista con Notimex, Trujillo informó que la mayoría de los libros en español que se venden en Estados Unidos son manufacturados en España, y que la participación de la industria editorial mexicana es minúscula pero con gran potencial.

Para cambiar la tendencia, más de 50 editoriales afiliadas a la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem) e independientes formarán parte del 29 de mayo al 1 de junio en la segunda feria más grande del mundo en término de negocios.

Asimismo, Conaculta lleva al Centro de Convenciones "Jacob K. Javits", sede del encuentro, acervos de la Dirección General de Publicaciones (DGP), el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Durante la feria participarán además más de 30 escritores, editores y creadores mexicanos, entre quienes destacan Juan Villoro, Enrique Krauze, Carmen Boullosa, Álvaro Enrigue, Alma Guillermoprieto, Naief Yehya, Felipe Ehrenberg y Pablo Helguera, entre otros.

Trujillo manifestó que los negocios contemplados en la feria serán tanto por la venta de derechos de las obras, como por la comercialización de ejemplares a bibliotecas, librerías y archivos académicos.

Otra de las intenciones de la participación de México es impulsar la traducción de obras de autores nacionales al inglés, que no suman ni siquiera cinco por año.

"Venimos también a promover a los grandes, extraordinarios escritores que tenemos, seguros de que vamos a crear el interés y la consciencia de editores de Estados Unidos, y de otras latitudes en el mundo, como para que traduzcan sus obras", puntualizó Trujillo.