Conmemora ONU a los 111 cascos azules caídos en 2012

La ONU conmemoró hoy con un minuto de silencio y la dedicación de una corona de flores, ofrecida por su secretario general Ban Ki-moon, a los 111 cascos azules que perdieron la vida en el cumplimiento de su labor en 2012.

"Los actos de violencia reciben la mayor atención, pero no constituyen las únicas amenazas para nuestro personal. Muchos de nuestros colegas mueren por enfermedades. Otros perecen por accidentes de tránsito en caminos peligrosos", dijo Ban.

Durante la ceremonia en el Día Internacional del Personal de Paz, el diplomático de origen coreano destacó que "cualquiera que sea la causa, los honramos a todos por su sacrificio, valentía y servicio desinteresado a nombre de la ONU".

El año pasado, los cascos azules murieron en Costa de Marfil, República Democrática del Congo (RDC), Sudán y Sudán del Sur.

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) también entregó un reconocimiento póstumo a los 103 cascos azules caídos en 2011, y recordó que en 2012 por quinto año consecutivo murieron más de un centenar de cascos azules en la línea del deber.

En lo que va de este año han perdido la vida 25 militares adscritos a las misiones de paz y estabilización de la ONU en el mundo, que suman un total de 111 mil soldados y agentes de policía de 116 países.

Desde la fundación de las Fuerzas de Paz de la ONU hace 65 años, han muerto más de tres mil 100 cascos azules.

En tanto, en un mensaje en video, el subsecretario para operaciones de mantenimiento de paz de la ONU, Hervé Ladsous, explicó que 2012 fue caracterizado por la salida de los cascos azules de Siria, donde el conflicto armado cumple más de dos años, por las condiciones de inseguridad.

Destacó además la labor continua en la RDC, donde la presencia de la ONU durante más de medio siglo no ha logrado mejorar las condiciones de seguridad.

Señaló además los retos de los cascos azules en Mali, donde podrían jugar un papel más activo militarmente, así como los desafíos que enfrentan en la frontera entre Sudán y Sudán del Sur.