Urge sector patronal aprobar leyes secundarias para dinamizar economía

Para lograr un crecimiento de entre 2.5 y 3.0 por ciento en el año se requiere reactivar el mercado interno, por lo que es urgente "que ya salgan" las leyes secundarias de las reformas energética y de telecomunicaciones, aseveró la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

El dirigente del organismo, Juan Pablo Castañón, sostuvo que la legislación secundaria "no debe ser sujeta de negociación unas con otras, cuando su sentido en diferente y todas van por el bien del país".

Entrevistado tras participar en el Foro "Mitos y Realidades de la Vivienda del Valle de México" que se realizó en la Universidad Anáhuac, comentó que "para poder lograr el desempeño del 2.5 a 3.0 por ciento en el año, necesitamos crecer en el segundo semestre". Hemos tenido un desempeño muy bajo durante este primer semestre, hay signos de recuperación en materia de exportaciones que han sido el motor del crecimiento, así como en todo el comercio exterior como petrolero como no petrolero, dijo.

A esto se debe sumar la reactivación del mercado interno, añadió al destacar que la Coparmex mantiene su confianza en que se puede superar el 2.5 por ciento de crecimiento este año, siempre y cuando se aterricen, entre otros, los proyectos de infraestructura.

Castañón Castañón confió en que durante la segunda mitad del año se dé una recuperación, e incluso resaltó que el sector empresarial está buscando que en el margen que tiene la Secretaría de Hacienda, dentro de la Ley fiscal, se puedan generar algunos decretos que promuevan inversiones y generación de empleo en los próximos meses.

Por otro lado, el representante empresarial consideró que el sector de la vivienda puede contribuir a reactivar al mercado interno, sin embargo, indicó que se requiere atender una agenda basada en cinco pilares fundamentales.

Dichos pilares son: una política habitacional de largo plazo; perfeccionar los instrumentos de planeación territorial; reingeniería total del sistema de financiamiento; revisar a fondo el esquema de subsidios a la vivienda y lograr una desregulación para alcanzar la modernización del sector.

"Necesitamos dinamizar el modelo de financiamiento para que además de atender la generación de vivienda, atendamos también la reestructuración de la vivienda usada y la reincorporación de la vivienda usada para la regeneración de todos los fraccionamientos que tienen una alta densidad de vivienda abandonada", comentó.

Es importante que dentro de los mismos institutos de financiamiento de segundo piso se genere algún producto de primer piso para apoyar la regeneración urbana, que exista la coordinación entre las partes para que existan programas de acompañamiento con subsidio, anotó.