Israel culpa a fuerzas sirias de ataque en los Altos del Golán

El ministro israelí de Relaciones Exteriores, Avigdor Liberman, culpó hoy a la fuerzas del l presidente sirio Bashar al-Assad del ataque con misiles del domingo pasado en los Altos del Golán, que causó la muerte de un adolescente israelí.

"Nos dieron todo el análisis, toda la inteligencia y está claro que fueron las fuerzas de al-Assad las que dispararon contra el niño israelí. Ellos deben de pagar por esto. Espero que Damasco reciba este mensaje", afirmó el canciller israelí en declaraciones a Radio Israel.

Las declaraciones de Liberman fueron las primeras de un alto funcionario israelí sobre el ataque del fin de semana, que calificó anteriormente la cancillería como intencional y el más grave en la frontera desde el inicio del conflicto sirio.

El ministro israelí del Exterior también justificó el ataque lanzado la víspera por Israel contra Siria, en represalia a la muerte del adolescente israelí Muhammad Fahmi Krakara de 13 años.

"Creo que Israel respondió exactamente como debería de hacer, en este caso y todos los demás. No podemos disimular, que no pasa nada, que un ciudadano israelí, un niño, sea asesinado a sangre fría sin que nadie se haga responsable", dijo Liberman.

La aviación israelí atacó la víspera nueve objetivos militares, entre ellos los centros de mando, en respuesta a disparos de misiles transfronterizos del domingo que causaron la muerte del adolescente y heridas a su padre y otros dos civiles en el Golán.

El menor estaba sentado en un camión con su padre, que estaba haciendo trabajos de mantenimiento en la valla de los Altos de Golán para el Ministerio de Defensa, junto con otros dos trabajadores, cuando fue alcanzado por los disparos de mortero.

El ejército sirio tiene una presencia en los Altos del Golán, aunque muchas zonas están controladas por los rebeldes, incluyendo miembros de grupos militantes hostiles a Israel, por lo que el ataque pudo haber sido de cualquiera de estas partes.

El incidente, calificado como el peor en su tipo desde que comenzó la guerra civil en Siria en 2011, se registró cerca del mediodía del domingo en una zona conocida como Tel Hezka, dentro de los Altos del Golán, territorio que Israel ocupa desde 1967.