Absuelven a ex directora tabloide inglés de cargos por escucha ilegal

La ex directora del diario británico News of The World, Rebekah Brooks, y protegida del magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch, fue absuelta de todos los cargos de escucha telefónica en el desaparecido tabloide dominical.

Sin embargo, el periodista Andy Coulson asesor en comunicación del primer ministro, David Cameron, fue declarado culpable de las escuchas telefónicas ilegales cuando era editor del tabloide News of The World.

Tras la sentencia, el jefe del gobierno británico se apresuró a pedir una disculpa por haber contratado a Coulson como su director de Comunicación en 10 downing Street.

"Fue obviamente un error de mi parte el haberlo contratado. Le di a alguien una segunda oportunidad. Resultó ser una mala decisión", se disculpó Cameron.

Afuera de la corte de Old Bailey se dieron cita decenas de fotógrafos y periodistas para presenciar la salida de Brooks, quien junto con Coulson eran considerados los dos editores más poderosos de la industria de los medios de comunicación.

Brooks fue absuelta de los cuatro cargos que se le imputaban, entre ellos espiar llamadas telefónicas privadas, pagar sobornos a funcionarios públicos a cambio de información de celebridades cuando fue editora del tabloide The Sun y obstaculizar las indagaciones policiales.

Acompañada de su esposo Charlie Brooks, la periodista salió con una sonrisa triunfante de la corte y se apresuró a abordar un taxi sin dar declaraciones a los medios de comunicación.

Por su parte, Coulson quien fue colega y amigo íntimo de Brooks en los años de gloria de News of the World había negado durante los últimos años tener conocimiento sobre el espionaje telefónico en el tabloide dominical, pero tras la sentencia podría enfrentar varios años de prisión.

A raíz del escándalo de las escuchas telefónicas, el diario News of the World cerró para siempre en 2011 y fue sustituido por la edición dominical The Sun, que también pertenece a News Corp del magnate de los medios de comunicación, Rupert Murdoch.