Alertan sobre presunta privatización de hidroeléctrica hondureña

El Colegio de Ingenieros Químicos, Mecánicos y Electricistas de Honduras (CIMEGH) alertó sobre el ofrecimiento presidencial de entregar la quinta turbina de la hidroeléctrica Francisco Morazan a empresarios maquiladores que operan en la costa norte.

El presidente del CIMEGH, Angel Cardona, explicó que la estatal Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), cuando construyó dicha represa conocida también como "El Cajón", dejó toda la infraestructura para que se pudiera construir la quinta turbina, que iba a funcionar sólo en horas pico.

No ha sido posible instalar la quinta turbina porque es un hecho que el citado embalse ya no tiene el recurso hídrico suficiente, acotó.

"Escuchamos al presidente (Juan Orlando Hernández) ofrecer a los maquiladores la quinta turbina, los bienes del Estado sólo pueden concesionarse a través de licitaciones, ese ofrecimiento es poco ortodoxo por parte del presidente", agregó Cardona.

Por su parte, el ingeniero Sigfrido Cardona, de la Comisión de Energía del CIMEGH, advirtió que de concretarse el traspaso a los empresarios maquiladores de la quinta turbina de dicha represa, estos podrían dejarla funcionando permanente, a costa de paralizar una de la ENEE.

"Esta sería la única central hidroeléctrica estatal en el mundo, que tendría uno de sus componentes (la quinta turbina) que no pertenecería al Estado, sino a la empresa privada", cuestionó.

También se corre el riesgo que si hay excedente de energía eléctrica, los empresarios lleguen hasta vendérsela a la misma ENEE, institución que registra la privatización de varios de sus departamentos, que se han implementado hace varios años de manera paulatina.

La represa Francisco Morazan, ubicada en los departamentos de Cortes y Santa Barbara, es el principal centro de generación eléctrica que tiene el país y entro en funcionamiento en 1985 con cuatro turbinas, cada una de ellas para generar 75 megavatios y en total con una potencia instalada de 300 megavatios.