Diputado urge a fortalecer sistema de pensiones

El diputado federal Miguel Alonso Raya solicitará al gobierno federal integrar un grupo de expertos que efectúe un estudio y proponga acciones de políticas y de posibles reformas legales para fortalecer los sistemas de pensiones.

El vicecoordinador del PRD en la Cámara de Diputados indicó que de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en 2012 el valor presente de los pasivos laborales de los 18 millones 674 mil 898 trabajadores con planes pensionarios de beneficio definido sumó casi seis billones 289 mil millones de pesos.

Ese monto representó 40.6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y 13 veces el endeudamiento neto del sector público presupuestario.

Asimismo, dijo, la ASF concluye que "los pasivos contingentes en el mediano y largo plazos pueden poner en riesgo las finanzas públicas".

En el caso de los regímenes de contribución definida la auditoría reporta las tasas de reemplazo bajo determinados supuestos que un trabajador promedio que cotiza al IMSS podría recibir una pensión a 65 años por 35 por ciento de su salario básico de cotización mensual.

Indicó que un trabajador promedio del ISSSTE alcanzaría una pensión mensual equivalente a 64.4 por ciento de su último salario. En ambos casos la pensión recibida sería superior a la pensión garantizada.

Sin embargo, para todos aquellos trabajadores por debajo de ese promedio existiría una erogación de las finanzas públicas, representada por el pago de pensiones garantizadas.

Ello, sin contar con los trabajadores que por tener una densidad de cotización menor a la estimada "como promedio" por la ASF no alcancen a cotizar mil 250 semanas en el caso del IMSS o 25 años en el caso del ISSSTE.

Expuso que con datos tomados del Informe Trimestral al Congreso de la Unión sobre la Situación del SAR, correspondiente al período enero-marzo de 2014, sólo 18 por ciento de los asegurados al IMSS han cotizado más de 500 semanas, desde el inicio del sistema, por lo que la densidad de cotización alcanzada no rebasa 60 por ciento.

De igual forma, 14 por ciento de los asegurados alcanzaría pensión en más de 40 años de trayectoria laboral y 68 por ciento no accederá a una pensión, de mantenerse las tendencias observadas en el SAR durante poco menos de 17 años de existencia del sistema.

Comentó que el informe da a conocer que al cierre del primer trimestre de 2014 se registraron 50 millones 809 mil 124 cuentas individuales y un monto de recursos administrados por las afores por dos billones 121 mil 749 millones de pesos.

Esto da un saldo promedio de todo el sistema de 41 mil 759 pesos por cuenta individual acumulados desde junio de 1997.

Alertó que de continuar esa tendencia a 25 años se habrán acumulado 62 mil 601 pesos por cuenta individual, que sólo permitirían pagar 31 meses de una pensión igual a un salario mínimo.

El resto del beneficio a que tendrían derecho los asegurados tendría que ser a cargo de las finanzas públicas mediante el pago de pensiones garantizadas.

Ante ese escenario "es evidente que los diversos sistemas de pensiones que mantienen el régimen de beneficio definido, como los sistemas reformas que han transitado al régimen de capitalización individual, son inviables financieramente".

Además, "mantener la actual situación condena a las finanzas públicas a sostener una carga creciente y a los trabajadores a una vejez miserable".

Argumentó que "por eso que más que nunca se requiere construir un nuevo acuerdo social que determine cuáles son los compromisos para recaudar los recursos para cumplir con las obligaciones contraídas en los sistemas de pensiones, para dar una viabilidad social y financiera a los sistemas de pensiones".

El legislador subrayó que se ha planteado la necesidad "de realizar una evaluación integral y objetiva de nuestro sistema de seguridad social, conocer sus alcances y limitaciones y prescribir las acciones que de manera inaplazable se tienen que realizar".

Consideró que eso no puede ser producto de acuerdos cupulares o de imposiciones, pues se requiereo partir de un diagnóstico firme, compartido por todos los actores y fundamentado en estudios y análisis objetivos, serios y propositivos.

Alonso Raya recordó que el 18 de marzo de 2014 la Cámara de Diputados aprobó un proyecto de decreto que expide la Ley de Pensión Universal y reforma diversas disposiciones a leyes de seguridad social.

En el artículo V Transitorio de esa propuesta se establece que en un plazo no mayor a 30 días el Ejecutivo Federal convoque a la creación de un grupo de trabajo conformado por expertos que realice un estudio sobre el Sistema de Ahorro para el Retiro.

Esa grupo debería analizar los factores económicos, financieros, actuariales y legales que inciden sobre las pensiones que reciben los trabajadores en su edad de retiro.

Hizo notar que la minuta pendiente de dictamen en el Senado indica que dicho estudio deberá proponer al Congreso en un plazo de seis meses, acciones de política y posibles reformas legales para el fortalecimiento del Sistema de Ahorro para el Retiro.

Esas modificaciones se harían respecto a la sustentabilidad financiera y viabilidad de ese mecanismo para otorgar pensiones para los asegurados y que éstas sean dignas.

Sin embargo, y ante el retraso en la aprobación de esa minuta, apuntó, "el Ejecutivo federal podría realizar esta convocatoria, aunque no exista el mandato de ley, nada se lo impide".