Experto prevé retrasos en negociaciones comerciales Estados Unidos-UE

Las negociaciones que llevan a cabo Estados Unidos y la Unión Europea (UE) para concretar un acuerdo de comercio e inversiones podrían sufrir retrasos debido al calendario electoral en aquel país, planteó hoy el experto Tim Bennet.

Bennet, exnegociador estadunidense del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en una conferencia impartida este martes en Madrid, reconoció que el acuerdo aún está pendiente de muchas negociaciones.

El actual director del Consejo Trasatlántico de Negocios dijo que aún están pendientes algunos de los capítulos más sensibles como productos agrícolas, flujos de datos transfronterizos, servicios financieros, información de seguridad nacional y otros aspectos.

Recordó que el calendario prevé que al final del verano de 2015 concluyan las negociaciones técnicas, luego entrarían los textos al Congreso de Estados Unidos y al Parlamento Europeo (PE) y su aprobación podría ser en 2016.

Reconoció que por un lado en el PE inicia una nueva legislatura, tras las elecciones de mayo, y que en Estados Unidos ya el gobierno del presidente Barack Obama se encamina a la parte final de su mandato y hay elecciones en noviembre al Congreso, lo que podría retrasar el calendario.

El especialista descartó que el acuerdo comercial TransPacífico que se negocia con países americanos y asiáticos afecte el desarrollo del acuerdo comercial con la UE.

Cuestionó la oposición que muestran algunas organizaciones no gubernamentales que hablan de impactos en la seguridad alimentaria y el medio ambiente a partir del convenio, ya que no hay aún negociaciones cerradas.

Enfatizó en que este acuerdo se plantea ante la necesidad que tienen Estados Unidos y la Unión Europea de mayor crecimiento económico, generación de empleo, ya que "no hay muchas otras herramientas para impulsar ese crecimiento".

El exnegociador estadunidense, por otra parte consideró que la incorporación de Canadá y México -integrantes del TLCAN- al acuerdo trasatlántico sería una de las consecuencias inmediatas de su aprobación.

En la conferencia a la que acudieron representantes de instituciones, empresas y diplomáticos, Bennet precisó que Turquía, que tiene acuerdos aduaneros con la UE, también querrá negociar su participación.

Explicó que se prevé además el acercamiento de los países de la Asociación Europea de Libre Comercio: Suiza, Liechtenstein, Islandia y Noruega, que no son parte de la UE, pero que tienen acuerdos comerciales con este bloque.