Irán espera un milagro para calificar a segunda ronda

La selección de Irán buscará este miércoles un milagro, además de esperar que Nigeria pierda, para así poder aspirar a calificar a la siguiente ronda de la Copa del Mundo Brasil 2014, cuando se mida a la ya eliminada Bosnia y Herzegovina.

Iraníes y bosnios se enfrentarán en el último partido de ambos dentro del Grupo F, en la Arena Fonte Nova de esta ciudad de Salvador de Bahía, a la misma hora en que Nigeria hará los honores a Argentina en Porto Alegre.

Los asiáticos primero deberán vencer por un abultado marcador a Bosnia, y después, esperar que Argentina les eche una "manita", derrotando a Nigeria, para así buscar el milagro y poder avanzar a la siguiente etapa.

En tanto, con un punto ganado Irán aspira a llegar a cuatro unidades, mismas que tiene Nigeria, que de empatar o ganar a Argentina habrá logrado el pase y con ello la eliminación de los asiáticos.

El solitario punto que llevan los iraníes es producto del empate a cero goles que tuvieron con Nigeria, para después perder

1-0 ante Argentina, con gol de último minuto del astro Lionel Messi, de ahí su confianza en vencer a Bosnia y esperar el milagro de parte de los sudamericanos.

Por su parte, Bosnia lleva dos partidos perdidos, el 2-1 ante Argentina y el 1-0 contra Nigeria, por lo que buscará despedirse de la justa mundialista al menos con una victoria, y que mejor que ante un rival que en teoría llegó como la víctima en este Grupo F.

De ganar, los bosnios superarían a Irán con tres puntos por uno de los asiáticos, con lo que se evitarían la pena de quedar en el sótano de su grupo, sitio que le dejarían a los asiáticos.

El árbitro para este partido será el silbante español Carlos Velasco Carballo, quien contará con el apoyo en las líneas de sus compatriotas Roberto Alonso Fernández y Juan Yuste. El cuarto juez será el chileno Enrique Osses.