Lang Lang ofrece excelsa presentación en Palacio de Bellas Artes

Colmado de perfección técnica, precisión y asombrosa velocidad, fue el concierto que ofreció anoche el destacado pianista chino Lang Lang, en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, en esta capital

La superestrella pianística del ámbito clásico llegó por cuarta ocasión a México, para presentarse una vez en el máximo recinto cultural del país, el cual fue abarrotado por una público que al final se rindió a sus pies, ante excelsa presentación.

Con un atuendo sencillo: pantalón y saco de vestir en color negro y una camiseta blanca debajo, este virtuoso del piano considerado por "The New York Times" como el "artista más puntero en el mundo de la música clásica actual" y por la revista "Time" como una de las 100 personalidades más influyentes del mundo, hipnotizó a mil 500 personas.

El reportorio de la noche incluyó un par de sonatas de Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791), las cuales tocó con especial intensidad, pues se trata de obras que ejecutó cuando inició su carrera como pianista, a los seis años de edad.

"Sonata núm. 4 en Mi bemol Mayor KV 282"; "Sonata núm. 5 en Sol Mayor KV 283" y "Sonata núm. 8 en La Menor KV 310", deleitaron a un público que no despegó su mirada del escenario, ante la gran técnica y ejecución de este joven de 32 años.

Lang Lang, quien es considerado uno de los máximos formadores de nuevos talento musicales, creó por espacio de dos horas, una conexión con las piezas y el público, tal como lo dejo en claro en la segunda parte del recital, cuando sorprendió con las cuatro baladas de Frédéric Chopin (1810-1849).

Alma, corazón y mucho talento, dejo el pianista chino en el escenario a un público que lo reconoció de pie, al igual que las cerca de 300 personas que disfrutaron de su presentación en la gran pantalla colocada en la explanada del recinto de mármol.

A pesar de la lluvia, que se dejo caer en ese lugar, algunos aficionados con playeras de México que horas antes habían acudido al Ángel de la Independencia a festejar el triunfo de México ante Croacia, se dieron cita en el exterior de Bellas Artes para disfrutar del virtuosismo de Lang Lang.

Por momentos pareció que el piano, al interior de la sala, sonaba solo, y es que la técnica del músico chino es brillante al igual que su notable rapidez y sensualidad al momento de tomar su instrumento.

Fue esto sin duda, lo que atrapó las miradas y la atención de los presentes, que al final de cada movimiento musical de las obras de Mozart y Chopin, los arroparon en aplausos.

Cabe destacar que para la segunda mitad, el pianista, no se puso la verde, pero si la playera roja de México en un buen gesto en apoyo a la Selección Mexicana de fútbol que se encuentra disputando el mundial de Brasil.

Lang Lang se presentara hoy y mañana en el Centro Cultural Roberto Cantoral y el 11 de julio viajará a Brasil, donde en la ciudad de Río de Janeiro ofrecerá un concierto en una arena techada, al lado del reconocido tenor español Plácido Domingo.