Rebeldes sunitas toman la mayor refinería de Irak

Los rebeldes sunitas del Estado Islámico de Irak y Levante han tomado el control de la mayor refinería de petróleo en el norte iraquí, y han ofrecido a las tropas condiciones seguras para su rendición.

Fuentes oficiales de la provincia de Saladino indicaron que los rebeldes sunitas habían capturado la refinería de Baiji, cerca de la ciudad de Tikrit, reportó la cadena qatarí de noticias Al Yazera.

No obstante, estos informes fueron rechazadas por el ministro de Relaciones Exteriores, Hoshyar Zebari, quien dijo a la cadena de noticias que las fuerzas especiales iraquíes estaban en control de la refinería.

Sin embargo, las fuentes consultadas indicaron que los insurgentes ofrecieron a 460 soldados iraquíes la posiblidad de rendirse cerca de la refinería, que ha sido escenario durante una semana de enfrentamientos entre las fuerzas iraquíes y combatientes sunitas.

Los insurgentes desde hace dos semanas han invadido una franja de territorio en el norte y oeste del país --cinco provincias--, incluyendo la segunda ciudad más importante, Mosul, y se han hecho con el control de los pasos fronterizos hacia Siria y Jordania.

La refinería de Baiji, en la provincia de Saladino, suministra un tercio del combustible refinado de Irak y la batalla con los yihadistas, que la mantienen sitiada desde comienzos de este mes, ha dado lugar al racionamiento de gasolina en todo el norte del país.

El aeropuerto de Tel Afar, localidad del norte del país situada estratégicamente entre la ciudad de Mosul y la frontera con Siria, también está en manos de los yihadistas.

Los insurgentes explicaron que la planta refinadora será administrada por grupos étnicos locales mientras continúa el avance de los rebeldes hacia la capital del país, reportó la cadena de noticias británica BBC.