Analiza la OTAN crítica situación en Irak y Ucrania

Los ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN se reunen aquí hoy y mañana para analizar la situación en Irak, sumido en una oleada de terror ante el avance de grupos islamistas radicales, pero sin dejar de lado la crisis en Ucrania.

La cita se inicia con una cena de trabajo esta noche, un día después de que el secretario de Estado John Kerry, se entrevistara en Bagdad con los dirigentes iraquíes y les prometiera "apoyo intensivo" en la lucha contra los insurgentes radicales sunitas.

Los 28 aliados invitaron a la cumbre al nuevo ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Pavlo Klimkin, con quien analizarán cómo ayudar a mejorar las capacidades de defensa del país.

Al mismo tiempo, pasarán en revista las medidas ya tomadas en respuesta a la anexión de Crimea por Moscú y al despliegue de tropas rusas en las fronteras con Ucrania.

Más allá de las crisis actuales, los cancilleres darán continuidad a sus planes para fortalecer la cooperación interna entre los miembros de la Alianza Transatlántica, así como con sus socios globales.

"Se tendrá en cuenta dos iniciativas de asociación: una es mejorar la capacidad de la OTAN de ayudar en la creación de la capacidad de defensa de sus socios y de otros países que pudieran solicitarlo".

"La otra es ofrecer a algunos de los socios más activos de la OTAN una mayor cooperación práctica y diálogo político", explicó un alto funcionario de la Alianza.

Los ministros concluirán sus conversaciones con una reunión sobre Afganistán con el viceministro de Relaciones Exteriores afgano, Ershad Ahmadi.

El representante especial de la ONU para Afganistán, Jan Kubis, y la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, también participarán de la cita.